5 claves para posicionar webs con programas de afiliación

Como posiblemente ya sabrás, los programas de afiliados permiten ganar dinero con páginas webs vendiendo productos o consiguiendo acciones predeterminadas (registros principalmente) para terceros recibiendo una comisión a cambio. Su ventaja es clara, puedes vender casi cualquier producto sin necesidad de tenerlos en stock y olvidándote completamente de la logística.

Lo anterior sumado a otras virtudes propicia que siempre hayan tenido “mucho tirón” entre webmasters y anunciantes (gigantes como Amazon y eBay apuestan fuerte por sus programas de afiliación)… hasta que el primer despliegue de Panda, en 2011, propició que posicionar páginas webs que explotaran programas de afiliación no fuera tan “sencillo” como lo venía siendo.

Como ya explicó en su momento Jesús Navarro en OJObuscador “poner enlaces de afiliados no viola las normas de Google. Tu puedes poner en tu página normal y corriente unos cuantos enlaces de afiliación para rentabilizar tu contenido. Pero una cosa es eso y otra es pasarse y dedicar tu webs a alojar enlaces de afiliados.”. Esto unido a que otra de las técnicas más usadas para algunos afiliados en aquellos momentos era “Copiar/Pegar” propició que Google borrará de sus rankings miles de páginas cuyo modelo de negocio se basaba en explotar la afiliación.

Google baneó todas aquellas webs, en la mayoría de los casos, porque las consideró de baja calidad ya que no aportaban nada que no se pudiera encontrar en otros sitios web.

Desde aquello algunos acuñaron el falso mito de que ya no se podía posicionar webs que incluyeran programas de afiliación, mantra que trataré de desmontar en este post.

Y no soy yo exclusivamente quien afirma que todavía se pueden posicionar webs con enlaces de afiliados, sino que el propio Google especifica claramente en sus directrices para webmasters que requisitos se deben cumplir para captar tráfico de los buscadores con este tipo de páginas:

  • Evita las páginas “puerta” creadas exclusivamente para motores de búsqueda u otros medios extendidos, como programas de afiliación con escaso o nulo contenido original.
  • Si tu sitio participa en un programa de afiliación, asegúrate de que aporte un valor añadido. Proporciona contenido único y relevante que ofrezca a los usuarios una razón para visitar el sitio.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, voy a explicar cuáles son, para mi, las principales claves para alcanzar buenos rankings en las SERPs de Google con este tipo de páginas:

1.- Generar valor añadido: Los tiempos de intentar vender un producto copiando la descripción de su fabricante y añadiéndole el enlace de afiliado se acabaron, debes darle un valor añadido a tus potenciales clientes. Si lo piensas es lógico, ¿por qué alguien va a comprar el último modelo de teléfono a través de tu web en lugar de en el portal de su fabricante si ofreces exactamente la misma información?

¿Cómo generar valor añadido? Múltiples opciones: comparar diferentes ofertas del producto en cuestión, vales de descuento, conseguir diversas opiniones sobre dicho producto, información exclusiva (en muchas páginas webs de particulares se encuentra muchas veces más información sobre un producto que en su propia web oficial)….

Los sitios de interés, y los que generan valor añadido están dentro de esta categoría, son ideales para atraer enlaces de forma natural, aspecto clave para mejorar el posicionamiento.

2.- El contenido es el rey (especialmente el textual): Si las páginas donde incorporas tus enlaces de afiliados no están acompañadas de textos ricos en palabras Google te mirará con malos ojos. ¿Cuánto es el mínimo? Todo es relativo, nunca menos de 500 caracteres (hay quienes defienden que es necesario una cantidad superior) aunque también dependerá de la cantidad de enlaces de afiliados que incorpores en cada página (nunca es conveniente pasarse en este aspecto, hay que recordar que Panda penaliza el exceso de publicidad). Siempre hay que tener presente el ratio enlaces de afiliación / texto.

3.- Contenidos “extra”: Hazle ver a Google que tu único objetivo no es sacar dinero de tu web (aunque el objetivo si que sea ese 😉 ). Por eso, no crees únicamente páginas con enlaces de afiliados, crea otras secciones diferentes pero que apoyen al resto de contenidos de la página. Un blog con consejos sobre los productos de tu página es, por ejemplo, un gran punto de apoyo.

4.- Oculta tus enlaces de afiliado: Los enlaces de afiliados son publicidad, así que esconderlos un poco no es mala idea. No hay una técnica específica que nos asegure que el buscador no se dará cuenta de lo que son realmente, pero por si acaso no está de mas poner alguna que otra barrera. Redirecciones de url (en teoría las arañas de los buscadores no las siguen), sistemas como Pretty Link para los usuarios de WordPress…

5.- Paciencia: El dinero es paciencia, el posicionamiento es paciencia… No crees tu web y al día siguiente le añadas tus enlaces de afiliación. Créala y dedícate durante un par de meses a los 3 primeros puntos referidos anteriormente. Cuando empiece a “rankear” de forma aceptable, será el momento de ir añadiéndole progresivamente los enlaces de afiliado (siempre sin pasarse en la cantidad)  aplicando el punto 4.

Hay quienes consideran que el esfuerzo que hay que realizar para ganar dinero con la fórmula SEO + afiliación en la actualidad es demasiado grande, lo cual nos beneficia a quienes nos dedicamos a explotar estos sistemas ya que muchos potenciales competidores renuncian de antemano a su parte de “la tarta”.

Para cerrar este post, permíteme sugerirte que si quieres profundizar en como rentabilizar páginas webs a través de programas de afiliación u otros sistemas publicitarios en mi ebook “Como crear una web para ganar dinero extra todos los meses (sin necesidad de saber programar)” encontrarás más información.

Artículo de Luis Clausín publicado el 4 de septiembre de 2012 en Ojo Buscador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *