Aprendiendo del villano de la NBA: Sam Hinkie

La semana pasada Sam Hinkie presentó su renuncia como general manager de los Philadephia 76ers de la NBA. Lo que para muchos ha sido sorprendente es que después de 3 temporadas de resultados muy pobres dimitió él, no fue despedido (aunque realmente le abrieron la puerta colocándole un jefe cuando hasta ese momento era él el máximo responsable de su parcela).

Su plan se basó en sacrificar todo el corto plazo en favor del largo. A pesar de los malos resultados había gente que apreciaba el trabajo de Hinkie. Pero otros muchos celebraron la salida de un dirigente que incluso para la propia NBA se había convertido en uno de los “villanos” de la competición.

Para presentar su renuncia escribió a los inversores de los 76ers una más que interesante carta de 13 páginas que se ha acabado filtrando a la prensa. Recomiendo su lectura. Hay varios puntos extrapolables a cualquier apecto de la vida. Por ejemplo:

  • Para ser exitoso en una liga con 30 competidores intensos es necesario encontrar nuevas y mejores formas de resolver los diferentes desafíos. El problema es que en el corto plazo no se suele traducir en progreso la inversión en innovación. Abraham Lincoln dijo “dame 6 horas para cortar un árbol y las 4 primeras las pasaré afilando el hacha“.
  • Hay que divorciar el proceso del resultado. Se puede haber hecho algo de forma correcta por las razones equivocadas. Y ser (inmerecidamente) agasajado por ello. También uno puede equivocarse habiendo tenido en cuenta las razones correctas.
  • “Hay algunos requisitos previos para inventar … Hay que estar dispuesto a fracasar. A pensar a largo plazo. A ser mal interpretado por largos períodos de tiempo“. Jeff Bezos.
  • Para innovar se requiere una exploración real. Una búsqueda persistente de probar (y fallar) para seguir hacia adelante con una nueva herramienta, una nueva técnica, una nueva visión. Por desgracia la primera innovación a menudo ni siquiera es del todo útil, pero puede proporcionar el camino a seguir.
  • Si Amazon tiene un buen trimestre es debido al trabajo que 3, 4, 5 años atrás, no por lo hecho ese trimestre.” Jeff Bezos. Golden State Warriors fue campeón de la NBA en 2015, pero adquirió a sus jugadores claves en 2009 (Stephen Curry), 2011 (Klay Thompson) y 2012 (Draymond Green). Pregunta qué equipo quiere a un Kevin Garnett en su prime y todos te dirán que ellos. ¿Pero quién hizo el trabajo previo los tres o cuatro años anteriores para estar preparado para aprovechar una oportunidad así? Prácticamente solo los Boston Celtics. Peter Holt, CEO de San Antonio Spurs, dijo después de firmar LaMarcus Aldridge :”Nuestro general manager (R. C. Buford) vino con el plan de fichar a LaMarcus hace tres o cuatro años. Hemos trabajado en ello durante todo este tiempo para poder conseguirlo.”
  • Si quieres tener un éxito tienes que estar, con frecuencia, dispuesto a hacer algo diferente de la manada. “Hay que salirse del consenso estando en lo correcto”. Howard Marks. Hay que encontrar alguna manera de tener un punto de vista diferenciado de las masas. Y tiene que ser correcto. Si falla una de las dos premisas el objetivo no se cumplirá. Pero es difícil emocional e intelectualmente. “En general es mucho más cómodo tener la gente de acuerdo contigo.” Seth Klarman.
  • Desarrollar puntos de vista contrarios requiere pensar diferente. ¿Qué jugador está más infravalorado? Contrátalo para tu equipo. ¿Qué axioma de baloncesto es más probable que no sea verdad? Haz lo contrario. ¿Cuales son los sumideros de energía de su organización? Elimínalos. Deja de esperar que ocurran cosas buenas y desarrolla una estrategia para que las cosas sucedan.
  • Hay que ser capaz de tolerar la incertidumbre. Puede ser muy difícil, especialmente cuando las apuestas son altas. Pero es fundamental para la toma de decisiones racionales en el largo plazo. Todos estamos tentados a simplificar algo cuando es difícil pensar, simplemente para sacar la idea de nuestra cabeza catalogándola de imposible. En algunas decisiones las incertidumbres son salvajes. En esas situaciones hay que encontrar una manera de conseguir estar cómodo con esa variedad de resultados. Si no puedes vivir con ello estás condenado a tener en tu vida muchas menos opciones para elegir (lo que conduce a largo plazo a menos y menos resultados).

Habrá gustado más o menos la gestión de Hinkie, pero para mi es irrefutable que de su carta se puede aprender mucho.

Un pensamiento en “Aprendiendo del villano de la NBA: Sam Hinkie

  1. Pingback: Daryl Morey, estadísticas y economía conductual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *