Hasta luego, Madrid

Hace algo más de 5 años que dejé constancia de mi mudanza a Madrid. Hoy toca cerrar, o al menos pausar, esta etapa con la acción simbólica de plasmarlo aquí. Mantener un blog personal sirve, como mínimo, para repasar de dónde viene uno. Además tengo comprobado que escribir sirve para poner las ideas en orden.

Mi llegada a Madrid se produjo por motivos personales, mi marcha también. Nada dramático, hasta el punto de que quizás en un año regrese… para quedarme de verdad. Estos 5 años y pico he vivido con un pie en Madrid y otro en Tudela, mi pueblo, a dónde por cierto regreso nuevamente.

En aquel momento lo percibí como un paso adelante, esta vez por motivos que prefiero reservar lo considero un pequeño pasa atrás. Pero tampoco voy a hacer un drama, porque está más que demostrado de que en la vida muchas veces es necesario un paso atrás para poder dar 2 hacia adelante.

Las sensaciones son raras, como ocurre siempre ante cualquier cambio importante. Desde meses atrás notaba que necesitaba un cambio que me reactivara en todos los planos (personal, profesional, deportivo…), pero el que me ha tocado (porque todo se desencadena por una decisión de un tercero) no era el esperado.

Lo fácil sería resignarse y tomarlo como un año de transición, pero la vida es demasiado corta para plantearse periodos de inanición. Quiero renovarme y crecer. Y para ello ya he tomado decisiones a todos los niveles.

Como este blog está centrado en mi carrera profesional comentaré que, respecto a esta vertiente, he aceptado trabajar parcialmente para terceros en temas relacionados con el SEO (hasta ahora había rechazado varios ofrecimientos), introduciré nuevas estrategias en mi hoja de ruta, probaré nuevas herramientas, crearé nuevos proyectos… e incluso no descarto traspasar alguna de mis más antiguas. Dicen que para que pueda entrar lo nuevo hay que dejar salir lo viejo.

Los cambios son puntos de inflexión que abren nuevas puertas. Me cito conmigo mismo el 1 de Marzo de 2018, en este mismo lugar, para echar nuevamente la vista atrás y comprobar que hoy estaba en la cierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *