Tendencias SEO 2016: mis apuntes

Era un poco raro que Madrid no tuviera su evento para SEO’s. Ha tenido que resucitar Evento SEO (no se celebraba desde 2012) para poner fin a esta situación. Y parece que yo no era el único que viera la necesidad, porque ayer Campus Madrid se llenó para el reestreno.

Aunque esté un poco desfasado en 2016 escribir en un blog personal sobre un evento ya que son tweeteados en directo por los asistentes, dejar por escrito lo vivido siempre ayuda a ordenar ideas. Si encima le es de interés a alguien, pues doble función.

evento-seo-2016

Allá va un pequeño repaso de algunos temas que se tocaron en este evento dedicado a “Tendencias SEO 2016”:

  • Mobile first. Pero de verdad. Una nueva web ya hay que crearla para el móvil, y luego estudiar como trasladarla a PC. El análisis del posicionamiento tiene que empezar por el mobile para luego seguir por el PC, etc.
  • Para empezar un proyecto SEO es clave el “back to basis”. Tener un onpage 10/10 y a partir de ahí seguir mejorando.
  • Dentro del onpage tener muy en cuenta los microformatos. No suelen ser suficientemente explotados a pesar de tener un impacto directo en el CTR de las SERP.
  • Queda mucho campo abierto en el video. No se está trabajando lo suficiente. Tener en cuenta que ya no es suficiente con llenar un blog de contenido (texto). Precisamente esto se puede hilar con algo que he comentado estos días en Twitter:

  • A la hora de plantear un proyecto tener es crucial tener en cuenta el lenguaje a utilizar. Angular JS está de moda, pero parece que su indexación no es la mejor. Esto siempre ha sido así, ya ocurrió por ejemplo este hace años con Flash.
  • Cada vez el perfil del SEO está más pegado al de analista de datos.
  • Atentos a las búsquedas de voz. Hay que analizar su impacto. Podrían cambiar la forma de buscar del usuario.
  • Machine learning. Parece que Google lo quiere impulsar. Si se quita el componente manual al algoritmo (Quality Raters) se podría hacer un proceso de ingeniera inversa. ¿Podría llevar esto a que los SEO’s modificaran las webs a posicionar en base a sus propios algoritmos internos? Se comentó que no es disparatado pensar que esto pueda ocurrir en menos de 5 años. Hay quien aviso que en 5 meses habría importantes novedades en el mercado español.
  • Se habló también de AMP (Accelerated Mobile Pages), programa de Google que pretende ayudar a distintas publicaciones a cargar webs en dispositivos móviles más rápido. Un claro indicador de la importancia de este aspecto (velocidad de carga) para G.

Se tocaron otros temas, pero estos han sido los que más llamaron mi atención.

Decir que el final del evento fue un poco abrupto, finalizando a los 50 minutos (creo que la duración estimada era 90) por falta de preguntas de la audiencia. Mal por la audiencia (me incluyo, claro está), pero creo que falló un poco la organización. Si hubieran avisado en los días previos que el formato sería un breve cambio de impresiones de los ponentes de poco más de media hora y luego se abriría un debate con el público la gente se podría haber preparado algo en casa sabiendo que habría tanto tiempo. Para la próxima vez ya lo se. 🙂

Que nadie te diga que no se puede

Korchnoi vs CarlsenNo te pongas límites. En las siguientes líneas ejemplos de personas que rompieron sus supuestos límites. Que nadie te diga que no se puede.

Anímate a compartir en los comentarios historias de gente que rompió sus supuestos límites. Hay miles de ellas, ¡seguro!

Un año complicado a nivel profesional

Como webmaster independiente / autoempleado / emprendedor / llámalo como quieras me costó arrancar, viví unos buenos años para después (en 2014) iniciar una lenta caída que se ha acentuado de forma significativa en 2015.

Releyendo el post “Seguir emprendiendo o buscar trabajo” que escribí a estas alturas del año en 2011 me veo en una situación algo similar. No tan extrema (a corto plazo todavía no me planteo buscar trabajo) pero si en una zozobra parecida.

En estos momentos en mi portafolio de proyectos hay de todo. Entre las webs que me han dado de comer estos últimos años hay una que cae (y aquí radica el problema, que cae la principal pata de mis ingresos) y otras dos que se mantienen muy dignamente (incluso mejor de lo esperado).

En 2015 he lanzado 2 nuevas. Una esta Navidad me ha dado importantes alegrías y la otra promete buenas noticias (de momento apenas ingresos, ya que únicamente tiene un trimestre de vida). Sois el futuro. Confío en vosotras. No me falléis. 😉

Parece que de verdad estoy de nuevo en 2011. Entonces escribí cosas como “Muchas horas, mucho “comecocos”, mucha incertidumbre…” algo que a día de hoy se ha vuelto a instalar en mi día a día aunque posiblemente en dosis menos acentuadas gracias a la experiencia adquirida en estas lides.

También escribí “Quiero pensar que si sigo empujando seguiré mejorando hasta alcanzar mis objetivos”. Y 12 meses… ¡Objetivo cumplido! Conozco el camino, lo hice una vez, ¿por qué no iba a conseguirlo de nuevo?

Ok, hay (mucha) mas competencia que en 2011… pero yo tengo 5 años más de conocimientos. Y muchos de ellos de los de prueba y error, que son los mejores.

2015 no ha sido el mejor año profesionalmente. Pero dejó grandes momentos a nivel personal. Un nuevo Tour de Francia, otro Sonorama, una semana por el sur de Francia, bodas de algunos de mis mejores amigos, triunfos en carreras, conciertos apoteósicos, libros que me engancharon al máximo, mi salida de Facebook… Y sobre todo, lo más importante: conté con salud para disfrutar del camino.

¡A por el 2016!

 

Un cierre de 2015 para el recuerdo

Aunque este no es un lugar para contar mis batallitas como atleta, en ocasiones hago pequeñas excepciones. Cosas de los blogs personales.

Creo que la ocasión lo merece, ya que el pasado 2015 lo cerré haciendo lo que todo corredor sueña: ganar una San Silvestre. Obviamente no vencí una prueba de tanto nivel como la conocidísima San Silvestre Vallecana, pero me impuse en la de mi pueblo. Algo muy especial para mi teniendo en cuenta que llevo en torno a 25 años cerrando el año disputando la prueba.

luis-clausin-san-silvestre-2015

Multitudinaria a su nivel gracias a los más de 2.000 participantes que se pusieron el dorsal para despedir 2015 corriendo. Caótica también por la estrechez de la salida y las tapones de corredores doblados que me obligaron a tener que pararme en el tramo final a pesar de ir acompañado por la moto que abría carrera.

En este blog pueden encontrarse datos que demuestran la importancia que esta prueba tiene para mi. Por ejemplo cuando hacía públicos a través de este blog mis objetivos personales para cada año en 2010 entre ellos estaba clasificarme en la prueba entre los 15 primeros. No lo conseguí.

Otra muestra. Cuando gané mi primera Vuelta a la Mejana en 2014 reconocí que a mi entorno les había comentado que ganar una de las principales carreras de Tudela era mi máxima ilusión. Con la victoria en la Mejana creí haber alcanzado mi techo. Pero en 2015 he podido vencer en las 3. Primero repetí triunfo en la Vuelta a la Mejana, hace mes y medio vencí Amimet y finalmente la tarde de Noche Vieja me impuse en la San Silvestre Tudelana. Si me lo hubieran dicho hace no tanto no me lo hubiera creído.

El objetivo de este post no es hinchar mi ego. Simplemente quiero reflexionar sobre lo conseguido a través de la escritura. Porque muchas veces vamos (voy) por la vida demasiado deprisa y no nos paramos (me paro) a saborear las pequeñas victorias.

Pero siempre sin olvidar que la vida sube y baja. A todos los niveles. En el atletismo ahora estoy arriba pero llegarán periodos de mayor zozobra. Entonces será el momento de no bajar los brazos y seguir en la lucha. Y esperar que vuelva a soplar el viento a favor.

Mi sueño como corredor era ganar una popular en mi pueblo. He ganado las 3 que llevan décadas celebrándose, las que corría de pequeño cuando ni me planteaba formar parte de un club de atletismo.

Creo que me he ganado parar un momento a saborearlo. Porque detrás de estas victorias hay mucho trabajo (de los 365 días de 2015 entrené 317). Y mucho apoyo de mi entorno. La paciencia de mi novia para aguantar que no puedo salir el sábado por la noche porque al día siguiente compito o tengo que entrenar fuerte, la de mis padres cuando estoy en su casa para adaptarse a comer pronto porque por la tarde quiero entrenar con luz solar, la de mis amigos que me llevan a competir en pruebas que muchas veces salen mal o la de el club al que llevo 3 años perteneciendo que siempre me ha tratado genial.

Como dije que en mi post anterior sobre correr, el esfuerzo (mío y de mi entorno) ha tenido recompensa.

Pero tampoco es momento de caer en la autocomplacencia. Los campeonatos navarros de campo a través ya están casi aquí, y desde agosto son el principal objetivo de mi campaña invernal atlética. ¡Voy a por ellos con las pilas 100% cargadas tras este cierre de 2015 para el recuerdo!

Foto: Jose Miguel Elizondo Ostivar.

10 tweets de 2015 a recordar

Un gran volumen de la conversación virtual se ha trasladado en los últimos años de foros y blogs a redes sociales y WhatsApp. Aunque prefiero los primeros he de reconocer que yo también me he ido desplazando paulatinamente (básicamente por comodidad) a los nuevos canales.

La “nueva” conversación no es de menor valor. Simplemente es diferente.

Aprovechando la excusa del último día del año refresco por aquí varios tweets que no quiero que el 2015 se los lleve de mi cabeza.

Profesionales:

Personales:

Por qué seguir adelante

Ya lo comenté en mi anterior post, no corren los mejores tiempos en mi business. Pero sigo adelante. Y lo hago convencido porque en mi opinión estoy más preparado que nunca para alcanzar el éxito.

Comparto a continuación la nota mental que circula en mi cabeza durante las últimas semanas. Para esto sirve un blog personal entre otras cosas, para ordenar los pensamientos dejándolos por escrito.

A continuación los motivos del por qué seguir empujando mis proyectos en internet en lugar de buscarme la vida por otros lares:

  • Tengo más conocimientos que nunca. Llevo en internet como webmaster desde 2003, a tiempo completo dedicado a mis negocios desde 2010. Releo post de cuando empecé y pienso que tengo ideas más nítidas de lo que tengo que hacer. ¡Aunque siempre abierto a nuevas ideas!
  • Porque posiciones como la mía te obligan a estar en continúa actualización, y eso únicamente puede traer cosas positivas el día de mañana. El río va al mar.
  • Porque creo que manejo mejor la incertidumbre con la que están obligados a vivir empresarios, emprendedores, freelance… Aunque solo sea un poco mejor, pero algo tengo que haber mejorado “a la fuerza” por vivir en esta inestabilidad continua. Dureza mental.
  • Tengo activos. Algunas cosas van peor, pero otras mejor. Aún así la suma me permite seguir teniendo decentes ingresos al mes. Que apenas puedo ahorrar últimamente, cierto. Que mi situación está lejos de ser dramática, más cierto todavía.
  • La vida sube y baja en todos los ámbitos, pero en los negocios más todavía. Eso lo he entendido siempre (creo), y por eso ahorré en “vacas gordas”. Ahora tengo la mochila no está vacía y puedo seguir adelante.
  • Porque sé que puedo llegar a posiciones más boyantes. Ya lo hice, hace un par de años estaba en una posición bastante buena. Un balance ingresos / horas trabajadas más que “interesante”. Ya se que el camino está ahí. Es cuestión de reencontrarlo y volver a transitar por él.

Tocado, pero no hundido

Los últimos tiempos no venían siendo los mejores para mis proyectos en internet. Meses de bajadas, no fuertes pero si permanentes, de mis ingresos. A nadie le gusta caer, por muy lentamente que sea. Lógicamente trabajaba por revertir la situación, pero notaba que estaba cansado. Necesitaba vacaciones. Más que en los últimos años. 3 semanas me di. Necesita recargar pilas.

Durante los días de descanso me conecté varios días para resolver dudas en ZapatillasRunning.net, actualizar los fichajes de MueveteBasket.es, tener un poco al día mi bandeja de correo electrónico… Poco más. Intuía poca actividad pero lo achacaba al mes de Agosto. Un día antes de que comenzará “oficialmente” mi curso 2015/16 tracé mi hoja de ruta. Tenía ganas. Me había regenerado. Estaba preparado para la nueva batalla.

Pero a los 30 minutos de mi primera jornada trabajo de la temporada… ¡zas! Repasando gráficas comprobé que mi principal web había sido penalizada por Google durante mis vacaciones. Duro, muy duro, golpe para empezar.

Si venía de meses malos, la situación ahora empeoraba. Tocado, PERO NO HUNDIDO. No es mi primera penalización… ni la segunda. De las penalizaciones se sale. Y hasta a los grandes les pasa. La teoría la sabemos todos, pero en la práctica antes o después se hierra.

Hay que seguir. No he llegado hasta aquí para que Google (o la competencia, o…) me haga ahora bajar los brazos. Ya he estado abajo en otras ocasiones, y en peor contexto (menos fuentes de ingreso web, menos ahorros para aguantar “vacas flacas”… y sobre todo menos conocimientos). Levantaré la penalización, revitalizaré otros proyectos y volverán las “vacas gordas”.

Así es la vida de las personas que nos dedicamos a los “famosos” ingresos pasivos. Inestabilidad, golpes, bajones… pero también flexibilidad, llevar las riendas de tu vida, trabajar en sectores que uno le gustan… El que quiera dedicarse a esto que tengo en cuenta los dos lados de la moneda, no solo el bueno.

Seguimos en la pelea. 😉

Pequeño truco SEO aplicable a marca personal

Hoy en día es crucial cuidar nuestra marca personal. Tengas trabajo o no. Seas alto o bajo. Innegociable.

El otro día haciendo unos pequeños ajustes en mi propia marca me di cuenta que había aplicado a la misma, sin ser consciente de ello, técnicas SEO.

Se podría decir que mi marca personal nació, aunque no fuera consciente de ello, con el inicio de este blog en 2006. En aquellos tiempos estaba muy en boga el concepto webmaster, el cual me pareció que me describía a la perfección. Con el paso del tiempo empecé a utilizar en la cabecera de este blog, en mis redes sociales, tarjetas de visita… expresiones como “webmaster emprendedor” o “webmaster independiente”.

Hace ya tiempo me di cuenta que el concepto webmaster ya estaba anticuado y empecé a usar otras keywords para mi marca. La herramienta de Google Trends muestra claramente de lo que hablo:

trends-webmaster-seo

Vemos, en este ejemplo, que la demanda de información sobre SEO se ha comido totalmente en los últimos años a los webmasters.

Ni que decir tiene que si hacemos una rápida búsqueda en un portal dedicado a publicar ofertas de empleo comprobaremos que ya casi nadie busca webmasters.

Es obligatorio que cuidemos nuestra marca personal como la de un producto, por tanto asegurémonos que hay demanda para ella al igual que hacemos antes de lanzar cualquier proyecto.

El mundo va muy rápido y hay que adaptarse rápido a él si no queremos quedarnos en fuera de juego.

Recomendaciones de “Vivir sin jefe” para trabajar por tu cuenta

vivir-sin-jefeRecientemente he vuelto a leer el libro Vivir sin jefe” de Sergio Fernández. Para mi es un 5 estrellas, y como tal lo he puntuado en Amazon (en los últimos meses estoy compartiendo mi opinión sobre todos los libros que leo, si estás interesado en las mismas puedes verlas aquí).

A diferencia de la primera vez, y debido a la información de gran calidad que atesora, lo he leído con papel y lápiz al lado. A continuación comparto mis apuntes:

No te dediques a algo por lo que no sientas pasión. Como dijo Steve Jobs: “Sigue hambriento, sigue alocado”. ¿A qué te dedicarías si tuvieras todo el dinero del mundo? ¿Qué harías si tuvieras garantía al 100% de que vas a tener éxito?

Deja tus objetivos por escrito. Para llegar a un sitio antes debes saber a dónde quieres llegar. Por eso debes escribir tus objetivos profesionales, económicos y personales para cada año.

Plantearte objetivos económicos anuales ayuda a cumplir los objetivos de facturación de forma más relajada. Si te impones objetivos de facturación mensuales y no los cumples, te preocuparás y empezarás a pensar en la ruina (uno de los miedos recurrentes de todo emprendedor). Esto, irremediablemente, provocará que estés menos fresco para seguir trabajando de cara a alcanzar tus objetivos. Trabaja todos los días como la misma intensidad y buen humor y conseguirás lo que te hayas propuesto.

Plantearse objetivos focaliza la energía y proporciona sensación de bienestar.

Dedícate a tu propio negocio. Externaliza todo lo que no esté relacionado con el corazón de tu negocio (renta, limpieza…). Centrarte en lo importante es lo que te dará el salto de calidad.

Camina hacia la independencia financiera. Quita de en medio las partes de tu negocio que menos rentables te están siendo, las cuales te están ocupando recursos (tiempo) que podrías estar utilizando más eficazmente.

Créate un colchón (económico) de seguridad. Un emprendedor, casi seguro, antes o después lo necesitará.

Reduce gastos, invierte en activos… El objetivo es alcanzar la independencia financiera que un día te permita no trabajar por dinero.

No pienses que hay que crecer siempre. El miedo a quedarse sin trabajo casi ancestral de todos los emprendedores conduce a situaciones insostenibles. Crecer es también encontrar trabajos más rentables e ir deshaciéndose del resto.

El éxito se inventó para disfrutarlo. Por favor, no mueras de éxito.

Comprende que existen diferentes tipos de éxito. Si únicamente te concentras en ganar dinero es probable que tu actividad emprendedora fracase.

Ofrece un valor añadido. Si no serás uno más del montón. ¿Qué puedes ofrecer a tus clientes que estos no esperen?

Dedícate a lo importante, no a lo urgente. Trabaja mejor, no más. Si dedicas una parte importante de tus recursos a pensar estratégicamente cada vez tendrás menos urgencias. Además todo lo que parece que es urgente normalmente no lo es tanto.

Pon los contadores a cero de vez en cuando. Es importantísimo deshacerte tanto de objetos inútiles como de tareas pendientes. Permite despojarse de viejas ideas y empezar un nuevo ciclo de vida con energía fresca y limpia.

Asegura tus bienes profesionales. Haz copias de seguridad, etc. Es una buena idea mantener una copia de seguridad fuera de su casa para protegerte contra robos, incendios…

Ten claro que lo que más valoran de ti cuando te contratan es la confianza. Los negocios (y el mundo) se mueven en base a la confianza

Debes saber vender. Si no te gusta la actividad comercial poco tienes que hacer como emprendedor. Debes ser capaz de:

  • Explicar qué haces o qué puedes hacer.
  • Explicar de manera correcta qué trabajo vas a desarrollar.
  • Dar un precio sin que te tiemble la voz, sin dudar y sin dar explicaciones.
  • Soportar el miedo al rechazo.
  • Entender que suele ser más rentable fidelizar clientes que encontrar otros nuevos.

Vender es pararse a pensar que necesita la persona con la que está hablando y cruzar esa información con aquello que le puedes ofrecer. Vender es escuchar, entender, encontrar una necesidad y luego ofrecer algo que pueda satisfacerla.

No analices demasiado. Demasiado análisis está reñido con la acción.

No prometas un tiempo de entrega demasiado ajustado.

Habla con tus clientes, proveedores, colaboradores… No te escudes en la falta de tiempo. Es recomendable hacerlo más allá del ámbito laboral. Escribir a amigos, etc. y saber cómo les va le hace sentirse a uno más feliz.

Habla de lo que hay que hablar (criticarte a ti mismo hace crecer la desconfianza) y escucha lo que hay que escuchar (cambia el “eso es posible” por el “cómo podemos trabajar para que eso sea posible”). Huye de charlas que en vez de dar energía la quiten.

Agrupa tareas a realizar. La agrupación aumenta la efectividad de cualquier trabajo, pero también la calidad de vida ya que el estrés disminuye cuando se hace una única cosa a la vez.

Publicítate correctamente. ¿Qué información va a aparecer en tus tarjetas de visita, redes sociales, web personal…? Practica el ego-surfing, ¿qué aparece en internet sobre ti? La publicidad no es un gasto, es una inversión.

Sin perseverancia no hay desarrollo. La suerte está al lado de los perseverantes. Si lanzas muchas propuestas comerciales, haces muchas llamadas o hablas con muchas personas acabarás teniendo la suerte de tu lado.

Haz algo que te haga ilusión todos los días. De la misma manera que un coche no puede funcionar indefinidamente sin ir a la gasolinera o al taller, las personas tampoco. Tu también necesitas recargar combustible yendo a tu propia gasolinera (haciendo cosas que te hagan ilusión) y al taller (vacaciones).

No hay que olvidar tampoco que es imposible estar siempre al 100%. Además parar un día a descansar te recuerda que eres tu quien tiene el control de la situación.

Es obligatorio detenerse a mirar el mapa. Solo así sabrás que vas por la dirección correcta.

Es crucial saber gestionar la interrupción.

Aplica el principio de la mejora constante. La mejora constante es una forma de vida.

Elimina tus sumideros de energía. Si no estás rebosante de energía y vitalidad no podrás sacar adelante tu trabajo… ni tampoco el resto de asuntos de tu vida. Haz (o no) las tareas que tengas pendientes… pero no dudes. Pon a cero periódicamente tu contador de asuntos pendientes.

Ama la incertidumbre. Si no la amas, si no tienes fe en tus capacidades y en que las cosas van a salir bien (aunque haya tanta niebla que no seas capaz de ver más allá de un metro) estás abocado a pasarlo realmente mal como emprendedor.

Analiza el tiempo o los recursos que dedicas a cada cliente. Como referencia decir que el autor del libro anota el tiempo que dedica a cada tarea profesional por periodos de 15 minutos.

Ponerse en barbecho de vez en cuando. Es prácticamente imprescindible tomarse un tiempo sabático de vez en cuando para regenerarse. Al igual que las tierras que si no se ponen en barbecho periódicamente caen los rendimientos que producen.

Dedica tiempo a reciclarte. Reciclarse es una de las mejores formas de tomar ideas nuevas que te permitan mejorar el desempeño de tu trabajo. La idea adecuada en el momento justo puede cambiarnos la vida.

Desdramatiza el error y aprende de él.

No trabajes más, trabaja mejor. Afila el hacha.

Divierte a lo largo del camino. Es la clave.

* En rojo lo más imprescindible, en opinión de Sergio Fernández, para sobrevivir como emprendedor.

Por qué he abandonado Facebook

Poadios-facebookr fin, he dado el paso. Llevaba tiempo pensando abandonar Facebook, pero fin lo he hecho. Este artículo me dio el empujón, aunque tenía otros muchos motivos para hacerlo. Comparto a continuación algunas de mis motivaciones para abandonar el universo Zuckerberg:

Pérdida de tiempo. Hay que eliminar el ruido y centrarse en lo importante. Reconozcámoslo, la mayor parte del tiempo que se pasa en Facebook es cotilleando la vida de terceros. Aldraguear siempre lo vamos a hacer, pero prefiero hacerlo en el mundo real. Prefiero no quemar mis ojos delante de la pantalla con esta actividad.

– Cada vez me gusta más ser anónimo en lo referente a mi vida personal. E intuyo que no soy el único. ¿Si no por qué cada vez más hay más usuarios en Facebook que no usan su nombre real (yo en mi última etapa era Iam Luis)? Para mi carrera profesional manejaré LuisClausin.com y mi cuenta de Twitter.

– Recientemente escuché a un psicólogo decir que las redes sociales estaban generando cada vez más personas infelices. Los triunfos gusta mucho pregonarlos en el muro personal, pero lo fracasos o simplemente las tareas aburridas (lavar los platos, etc.) no. Muchas veces Facebook parece una reunión en la que solo se admiten triunfadores.

– Yo mismo he caído en lo anterior (anunciar que he ganado una carrera de barrio por ejemplo) y luego me he sentido culpable. No me compensa.

– Facebook ya solo muestra en torno al 10% de las publicaciones a las que me he suscrito. Eso si, publicidad segmentada toda.

– Lo anterior me alienta como webmaster a que los canales de mis webs en Facebook estén medio abandonados… Aún así mis canales en Facebook los mantengo… que nunca hay que cerrar este tipo de puertas en lo profesional.

¿Solo a mi me parece hiper abusivo que únicamente por subir una foto a Facebook la red social se quede con los derechos de la misma? La broma de mis derechos de imagen los tiene Facebook es divertida, pero si lo piensas un poco ya no lo es tanto…

– Me ahorro tener que aguantar cosas como no me has aceptado como amigo en Facebook, solo escribes sobre tus carreras, no me etiquetes en las fotos que salgo mal…

– La locura multicanal. Unos te contactan por Facebook, otros por Twitter, correo electrónico, móvil, WhatsApp… En este sentido me parece bastante cuerdo cerrar un canal.

– Que se me agregara a Facebook gente que prácticamente no me saluda por la calle me desconcertaba. Otra cosa que me ahorro.

– Sinceramente, no creo que me pierda mucho. Es verdad que no todo es ruido, siempre hay cosas interesantes… pero en este mundo multicanal en el que vivimos si algo es realmente importante ya me llegará por otro lado. Seguro.

Podría seguir pero… creo que ya os hacéis una idea clara de por qué he dejado Facebook ¿no? 🙂

Fuente de la foto: ounae.com.