¿Por qué me he cargado el 80% de las páginas de una web?

Una de mis webs en 2014 recibía muchísimo tráfico de buscadores. Al estar orientada a afiliación ese tráfico se transformaba en unos más que significativos ingresos. Pero desde aquel año todo ha sido bajar… hasta el punto que en 2017 ha perdido más del 40% de tráfico respecto a 2014. Es lo que hay. Todos los SEO’s tenemos cadáveres en el armario.

Diversos factores se han unido para provocar la tormenta (im)perfecta:

  1.  Llegada de mucha competencia en el nicho que cubre la web.
  2. Web de 2010 que ha envejecido mal. Se ha quedado grande (aunque a priori parece algo bueno, también puede ser malo) y “vieja” (muchos fallos a nivel estructural). Esto me proporcionaba la sensación de que reformarla sería un proceso muy complejo.
  3.  Muchos cambios / reajustes del algoritmo de Google durante su vida. Durante años le apliqué “recetas” que hace años servían pero hoy no
  4. Debido a lo anterior empezó a perder importancia dentro de mi cartera de webs, lo que se tradujo en cada vez menos tiempo dedicado.

Después de la campaña navideña me puse a estudiar la creación de una nueva web para el Black Friday 2018 (no es broma)… pero algunos datos no me acababan de cuadrar. Y analizando mis hojas de cálculo, que cada son quienes dirigen mi negocio, me di cuenta de que los números de la web de la que hablo en este post eran mejores. Lógico, de ahí la llegada de tanta competencia.

Entonces una idea me pasó por la cabeza: ¿es el momento de resucitarla? Motivos a favor hay:

  1. Aunque no vuelva a alcanzar las cotas de 2014 (la tarta a repartir ha crecido… pero el número de comensales se ha disparado) si no hago nada acabará muriendo. Y a pesar de la tremenda bajada todavía genera ingresos “significativos”.
  2. Dispone de “montañas” de contenido que, tratado adecuadamente, todavía puede ser de mucho interés en 2018. Además tiene un dominio con antigüedad de 2010, muchísimos datos a mi disposición (Analytics, Search Console, buscador interno…).
  3. Tiene algo de marca. Muestra de ello es que le siguen llegando comentarios cada día.
  4. Su long tail es tan grande que siempre puede quedar espacio para pequeños como yo.
  5. Debido a todos los errores detectados (thin content, canibalizaciones, linking interno mal utilizado…) dispone de gran margen de mejora.
  6. Está centrada en uno de los productos con mayor % de comisión en Amazon.

Ok. Lo malo es que ahora viene lo complicado. ¿Cómo reinventar la web?

Pues escuchando a los que saben.

Fuente: akifrases.com

Nadie en su sano juicio que tenga una web que le dé dinero se queda con los brazos cruzados viendo su declive. Por eso en los últimos años he hecho muchos retoques en esta web. Creo, sinceramente, que es una web mucho mejor que en 2014… pero los números dejan claro que no lo suficiente. Así que toca un tratamiento más agresivo.

 

Fuente: crmneeds.com

El de esta última imagen es el nuevo enfoque para la web. De ahí que vaya a cargarme el 80% de la web. Pero no lo hago por agarrarme, en la desesperación, a una frase. Hay un razonamiento detrás:

  1. Me aseguro que el thin content de la web no afecta al resto.
  2. Hago un mejor uso del crawl budget. Confío en que Google valoré que no lo voy a hacer perder el tiempo.
  3. Convierto la web en más manejable (para mí). Ahora podré tratar cada landing con la dedicación que se merece (si no lo hago simplemente habré perdido el 20% del tráfico). En su día el enfoque que le dí a esta web fue cantidad > calidad. Ahora viro a calidad > cantidad. También me será más fácil ofrecer la mejores ofertas para cada producto (mejor CRO).

El truco para posicionar es hacer landings de mayor valor para el usuario que tu competencia. Si a esto le sumo, que como dijo César Aparicio en el Clinic SEO sobre Crawling e Indexing, a un proyecto con años le sobran muchas páginas…

¿Con qué 20% me quedo?

Con lo anterior decidido este es el punto crítico. ¿Cómo acertar con qué páginas me quedo? No queda otra que los datos de la hoja de cálculo manden por encima del componente emocional (porque hay landings que me han costado muchas horas y esto pesa a la hora de decidir tirarlas a la basura).

He realizado la selección contestando las siguientes preguntas:

  • ¿Qué 20% de las páginas han traído el 80% del tráfico durante los últimos 6 meses? Cuanto más grande es la muestra más fiables son los datos.
  • 80/20 del último mes para captar tendencias. Todos los productos tienen una vida que se va agotando…
  • ¿Por qué cree las últimas landings? Algunas tenían apenas un par de semanas y está claro que estaban en inferioridad para aparecer en los rankings anteriores.
  • Datos del buscador interno. ¿Qué 20% de consultas acumulan el 80% del total? Hay que darle al usuario lo que busca.
  • ¿Qué landings generan más ingresos? Debido al CRO hay páginas que no están en el top de tráfico pero si de euros. Y al final vivimos de euros, no de visitas.

Una vez que tengo la lista de lo que voy a salvar queda otra pregunta por responder:

¿Cómo eliminar el 80%?

Recomiendo encarecidamente este artículo sobre test para desindexar urls de MJ Cachón. En mi caso, teniendo en cuenta lo programación de mi web, he optado por la combinación dar de baja en Search Console + meta noindex.

Pero no puedo quedarme en lo anterior. Para completar el proceso he borrado enlaces internos que apuntan a las páginas eliminadas, rehecho el sitemap…

 

De momento hasta aquí he llegado. Ahora queda la siguiente fase: mejorar la optimización del 20% con el que me he quedado.

El camino de la #reconquista todavía es largo. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *