Archivo de la categoría: emprender

Daryl Morey, estadísticas y economía conductual

Daryl Morey, general manager de los Houston Rockets de la NBA, es un firme creyente en las estadísticas avanzadas aplicadas al baloncesto. Una “ciencia” muy en auge en los deportes profesionales norteamericanos tras el éxito de los Oakland Athletics de béisbol. La historia de esta revolución capitaneada por Billy Beane está perfectamente recreada en Moneyball.

El autor de Moneyball es Michael Lewis, quien en su último libro cuenta la historia de Daniel Kahneman y Amos Tversky a los que se les atribuye ser los “padres” de la economía conductual. Precisamente en uno de sus capítulos Lewis cuenta como Morey aplica el uso de las estadísticas y la economía conductual a su trabajo.

Lo que explica se puede aplicar perfectamente a los negocios en internet (en USA ya abogan porque el Moneyball se puede aplicar a cualquier industria):

  • ¿Cuál será el precio de la gasolina dentro de 10 años? La respuesta perfecta no existe, pero las estadísticas pueden ayudar a dar una respuesta que sea un poco mejor que la simple especulación.
  • Los datos ayudan a incrementar las probabilidades de predecir el futuro.
  • Busco modelos estadísticos para el baloncesto. Es lo mismo que hacen los traders de Wall Street, los responsables de las campañas a la presidencia de Estados Unidos y todas las compañías de internet que tratan de predecir que es lo que quieren comprar los consumidores.
  • Tengo poca fe en mi instinto. Creo que tengo suficientes evidencias para afirmar que mi instinto no es bueno tomando decisiones.
  • Los límites de los modelos estadísticos invitan a incluir el juicio humano dentro del proceso de decisión. Los humanos en ocasiones tenemos información no incluible dentro de los modelos.

En la parte relacionada con la economía conductual (Behavioural Economics) Morey hace hincapié en que trata de no caer en errores relacionados con los siguientes sesgos:

  • Sesgo de confirmación (confirmation bias): Tendencia a favorecer, buscar, interpretar y recordar la información que confirma las propias creencia e hipótesis. Ejemplo: Si no te gusta un jugador de baloncesto dirás que no tiene posición definida. Si te gusta es porque es un jugador polivalente.
  • Efecto dotación (endowment effect): Pedimos mucho más por desprendernos de algo que ya tenemos (pérdida) que lo que estaríamos dispuestos a pagar por adquirirlo (ganancia). Es decir, damos más valor a cosas simplemente por el hecho de ser nuestras. A esto se achaca que cueste tanto que baje el precio de los pisos.
  • Present Bias: Valorar por encima de todas las cosas el presente. Esto provoca que nuestros impulsos a corto plazo nos distraigan de nuestras metas a largo plazo. Ejemplo: Decides comenzar una dieta pero hoy te comes un pastel porque por romper un día las reglas no pasa nada. En tu cabeza en el futuro no tendrás problemas para seguir la dieta.
  • Sesgo retrospectivo (hindsight bias): Tendencia que tenemos a mirar algún resultado y asumir que era predecible todo el tiempo. Ejemplo: El portero de tu equipo de fútbol falló el domingo. El lunes todos sabíamos que tenía que el entrenador tenía que haber alineado al otro portero.
  • Sesgo de disponibilidad (availability bias): La información y los datos más aceptados, recientes, o prontamente disponibles, son seleccionados con prioridad por nuestro cerebro.

Morey, quien tuvo en Houston como mano derecha a Sam Hinkie, reconoce que estaba frustrado porque su modelo estadístico no funcionaba tan bien como él proyectaba. Al descubrir los sesgos anteriores se dio cuenta de que el problema no era solo del modelo (que también, ya que un modelo no puede predecir el futuro al 100%) sino que parte de las decisiones que tomaba en base a los resultados eran elegidas erróneamente (de forma inconsciente) por su mente.

En resumen, todos tenemos prejuicios a la hora de tomar decisiones. En los negocios las estadísticas nos pueden ayudar a tomar decisiones de una manera más eficaz pero primero debemos conocer cómo funciona nuestro cerebro al tomar decisiones y trabajar para superar las trampas cognitivas que suelen conducir a errores.

Aprendiendo del villano de la NBA: Sam Hinkie

La semana pasada Sam Hinkie presentó su renuncia como general manager de los Philadephia 76ers de la NBA. Lo que para muchos ha sido sorprendente es que después de 3 temporadas de resultados muy pobres dimitió él, no fue despedido (aunque realmente le abrieron la puerta colocándole un jefe cuando hasta ese momento era él el máximo responsable de su parcela).

Su plan se basó en sacrificar todo el corto plazo en favor del largo. A pesar de los malos resultados había gente que apreciaba el trabajo de Hinkie. Pero otros muchos celebraron la salida de un dirigente que incluso para la propia NBA se había convertido en uno de los “villanos” de la competición.

Para presentar su renuncia escribió a los inversores de los 76ers una más que interesante carta de 13 páginas que se ha acabado filtrando a la prensa. Recomiendo su lectura. Hay varios puntos extrapolables a cualquier apecto de la vida. Por ejemplo:

  • Para ser exitoso en una liga con 30 competidores intensos es necesario encontrar nuevas y mejores formas de resolver los diferentes desafíos. El problema es que en el corto plazo no se suele traducir en progreso la inversión en innovación. Abraham Lincoln dijo “dame 6 horas para cortar un árbol y las 4 primeras las pasaré afilando el hacha“.
  • Hay que divorciar el proceso del resultado. Se puede haber hecho algo de forma correcta por las razones equivocadas. Y ser (inmerecidamente) agasajado por ello. También uno puede equivocarse habiendo tenido en cuenta las razones correctas.
  • “Hay algunos requisitos previos para inventar … Hay que estar dispuesto a fracasar. A pensar a largo plazo. A ser mal interpretado por largos períodos de tiempo“. Jeff Bezos.
  • Para innovar se requiere una exploración real. Una búsqueda persistente de probar (y fallar) para seguir hacia adelante con una nueva herramienta, una nueva técnica, una nueva visión. Por desgracia la primera innovación a menudo ni siquiera es del todo útil, pero puede proporcionar el camino a seguir.
  • Si Amazon tiene un buen trimestre es debido al trabajo que 3, 4, 5 años atrás, no por lo hecho ese trimestre.” Jeff Bezos. Golden State Warriors fue campeón de la NBA en 2015, pero adquirió a sus jugadores claves en 2009 (Stephen Curry), 2011 (Klay Thompson) y 2012 (Draymond Green). Pregunta qué equipo quiere a un Kevin Garnett en su prime y todos te dirán que ellos. ¿Pero quién hizo el trabajo previo los tres o cuatro años anteriores para estar preparado para aprovechar una oportunidad así? Prácticamente solo los Boston Celtics. Peter Holt, CEO de San Antonio Spurs, dijo después de firmar LaMarcus Aldridge :”Nuestro general manager (R. C. Buford) vino con el plan de fichar a LaMarcus hace tres o cuatro años. Hemos trabajado en ello durante todo este tiempo para poder conseguirlo.”
  • Si quieres tener un éxito tienes que estar, con frecuencia, dispuesto a hacer algo diferente de la manada. “Hay que salirse del consenso estando en lo correcto”. Howard Marks. Hay que encontrar alguna manera de tener un punto de vista diferenciado de las masas. Y tiene que ser correcto. Si falla una de las dos premisas el objetivo no se cumplirá. Pero es difícil emocional e intelectualmente. “En general es mucho más cómodo tener la gente de acuerdo contigo.” Seth Klarman.
  • Desarrollar puntos de vista contrarios requiere pensar diferente. ¿Qué jugador está más infravalorado? Contrátalo para tu equipo. ¿Qué axioma de baloncesto es más probable que no sea verdad? Haz lo contrario. ¿Cuales son los sumideros de energía de su organización? Elimínalos. Deja de esperar que ocurran cosas buenas y desarrolla una estrategia para que las cosas sucedan.
  • Hay que ser capaz de tolerar la incertidumbre. Puede ser muy difícil, especialmente cuando las apuestas son altas. Pero es fundamental para la toma de decisiones racionales en el largo plazo. Todos estamos tentados a simplificar algo cuando es difícil pensar, simplemente para sacar la idea de nuestra cabeza catalogándola de imposible. En algunas decisiones las incertidumbres son salvajes. En esas situaciones hay que encontrar una manera de conseguir estar cómodo con esa variedad de resultados. Si no puedes vivir con ello estás condenado a tener en tu vida muchas menos opciones para elegir (lo que conduce a largo plazo a menos y menos resultados).

Habrá gustado más o menos la gestión de Hinkie, pero para mi es irrefutable que de su carta se puede aprender mucho.

Recomendaciones de “Vivir sin jefe” para trabajar por tu cuenta

vivir-sin-jefeRecientemente he vuelto a leer el libro Vivir sin jefe” de Sergio Fernández. Para mi es un 5 estrellas, y como tal lo he puntuado en Amazon (en los últimos meses estoy compartiendo mi opinión sobre todos los libros que leo, si estás interesado en las mismas puedes verlas aquí).

A diferencia de la primera vez, y debido a la información de gran calidad que atesora, lo he leído con papel y lápiz al lado. A continuación comparto mis apuntes:

No te dediques a algo por lo que no sientas pasión. Como dijo Steve Jobs: “Sigue hambriento, sigue alocado”. ¿A qué te dedicarías si tuvieras todo el dinero del mundo? ¿Qué harías si tuvieras garantía al 100% de que vas a tener éxito?

Deja tus objetivos por escrito. Para llegar a un sitio antes debes saber a dónde quieres llegar. Por eso debes escribir tus objetivos profesionales, económicos y personales para cada año.

Plantearte objetivos económicos anuales ayuda a cumplir los objetivos de facturación de forma más relajada. Si te impones objetivos de facturación mensuales y no los cumples, te preocuparás y empezarás a pensar en la ruina (uno de los miedos recurrentes de todo emprendedor). Esto, irremediablemente, provocará que estés menos fresco para seguir trabajando de cara a alcanzar tus objetivos. Trabaja todos los días como la misma intensidad y buen humor y conseguirás lo que te hayas propuesto.

Plantearse objetivos focaliza la energía y proporciona sensación de bienestar.

Dedícate a tu propio negocio. Externaliza todo lo que no esté relacionado con el corazón de tu negocio (renta, limpieza…). Centrarte en lo importante es lo que te dará el salto de calidad.

Camina hacia la independencia financiera. Quita de en medio las partes de tu negocio que menos rentables te están siendo, las cuales te están ocupando recursos (tiempo) que podrías estar utilizando más eficazmente.

Créate un colchón (económico) de seguridad. Un emprendedor, casi seguro, antes o después lo necesitará.

Reduce gastos, invierte en activos… El objetivo es alcanzar la independencia financiera que un día te permita no trabajar por dinero.

No pienses que hay que crecer siempre. El miedo a quedarse sin trabajo casi ancestral de todos los emprendedores conduce a situaciones insostenibles. Crecer es también encontrar trabajos más rentables e ir deshaciéndose del resto.

El éxito se inventó para disfrutarlo. Por favor, no mueras de éxito.

Comprende que existen diferentes tipos de éxito. Si únicamente te concentras en ganar dinero es probable que tu actividad emprendedora fracase.

Ofrece un valor añadido. Si no serás uno más del montón. ¿Qué puedes ofrecer a tus clientes que estos no esperen?

Dedícate a lo importante, no a lo urgente. Trabaja mejor, no más. Si dedicas una parte importante de tus recursos a pensar estratégicamente cada vez tendrás menos urgencias. Además todo lo que parece que es urgente normalmente no lo es tanto.

Pon los contadores a cero de vez en cuando. Es importantísimo deshacerte tanto de objetos inútiles como de tareas pendientes. Permite despojarse de viejas ideas y empezar un nuevo ciclo de vida con energía fresca y limpia.

Asegura tus bienes profesionales. Haz copias de seguridad, etc. Es una buena idea mantener una copia de seguridad fuera de su casa para protegerte contra robos, incendios…

Ten claro que lo que más valoran de ti cuando te contratan es la confianza. Los negocios (y el mundo) se mueven en base a la confianza

Debes saber vender. Si no te gusta la actividad comercial poco tienes que hacer como emprendedor. Debes ser capaz de:

  • Explicar qué haces o qué puedes hacer.
  • Explicar de manera correcta qué trabajo vas a desarrollar.
  • Dar un precio sin que te tiemble la voz, sin dudar y sin dar explicaciones.
  • Soportar el miedo al rechazo.
  • Entender que suele ser más rentable fidelizar clientes que encontrar otros nuevos.

Vender es pararse a pensar que necesita la persona con la que está hablando y cruzar esa información con aquello que le puedes ofrecer. Vender es escuchar, entender, encontrar una necesidad y luego ofrecer algo que pueda satisfacerla.

No analices demasiado. Demasiado análisis está reñido con la acción.

No prometas un tiempo de entrega demasiado ajustado.

Habla con tus clientes, proveedores, colaboradores… No te escudes en la falta de tiempo. Es recomendable hacerlo más allá del ámbito laboral. Escribir a amigos, etc. y saber cómo les va le hace sentirse a uno más feliz.

Habla de lo que hay que hablar (criticarte a ti mismo hace crecer la desconfianza) y escucha lo que hay que escuchar (cambia el “eso es posible” por el “cómo podemos trabajar para que eso sea posible”). Huye de charlas que en vez de dar energía la quiten.

Agrupa tareas a realizar. La agrupación aumenta la efectividad de cualquier trabajo, pero también la calidad de vida ya que el estrés disminuye cuando se hace una única cosa a la vez.

Publicítate correctamente. ¿Qué información va a aparecer en tus tarjetas de visita, redes sociales, web personal…? Practica el ego-surfing, ¿qué aparece en internet sobre ti? La publicidad no es un gasto, es una inversión.

Sin perseverancia no hay desarrollo. La suerte está al lado de los perseverantes. Si lanzas muchas propuestas comerciales, haces muchas llamadas o hablas con muchas personas acabarás teniendo la suerte de tu lado.

Haz algo que te haga ilusión todos los días. De la misma manera que un coche no puede funcionar indefinidamente sin ir a la gasolinera o al taller, las personas tampoco. Tu también necesitas recargar combustible yendo a tu propia gasolinera (haciendo cosas que te hagan ilusión) y al taller (vacaciones).

No hay que olvidar tampoco que es imposible estar siempre al 100%. Además parar un día a descansar te recuerda que eres tu quien tiene el control de la situación.

Es obligatorio detenerse a mirar el mapa. Solo así sabrás que vas por la dirección correcta.

Es crucial saber gestionar la interrupción.

Aplica el principio de la mejora constante. La mejora constante es una forma de vida.

Elimina tus sumideros de energía. Si no estás rebosante de energía y vitalidad no podrás sacar adelante tu trabajo… ni tampoco el resto de asuntos de tu vida. Haz (o no) las tareas que tengas pendientes… pero no dudes. Pon a cero periódicamente tu contador de asuntos pendientes.

Ama la incertidumbre. Si no la amas, si no tienes fe en tus capacidades y en que las cosas van a salir bien (aunque haya tanta niebla que no seas capaz de ver más allá de un metro) estás abocado a pasarlo realmente mal como emprendedor.

Analiza el tiempo o los recursos que dedicas a cada cliente. Como referencia decir que el autor del libro anota el tiempo que dedica a cada tarea profesional por periodos de 15 minutos.

Ponerse en barbecho de vez en cuando. Es prácticamente imprescindible tomarse un tiempo sabático de vez en cuando para regenerarse. Al igual que las tierras que si no se ponen en barbecho periódicamente caen los rendimientos que producen.

Dedica tiempo a reciclarte. Reciclarse es una de las mejores formas de tomar ideas nuevas que te permitan mejorar el desempeño de tu trabajo. La idea adecuada en el momento justo puede cambiarnos la vida.

Desdramatiza el error y aprende de él.

No trabajes más, trabaja mejor. Afila el hacha.

Divierte a lo largo del camino. Es la clave.

* En rojo lo más imprescindible, en opinión de Sergio Fernández, para sobrevivir como emprendedor.

Ser pequeño en internet también tiene ventajas

Hace un par de semanas hablé en este mismo blog sobre, en mi opinión, por qué cada día es más complicado vivir de internet. Todo lo que expliqué era basado en mi experiencia, la cual creo que está más asociada al autoempleo que a lo que se suele entender como emprendimiento. Y es que en mi aventura hasta el momento viajo solo y por tanto no tengo que pagar nóminas (aparte de la mía, claro), no hay oficina (mi casa), no hay inversión (ni por tanto, afortunadamente, gente esperando dividendos)…

Estas líneas no son para hablar de las virtudes del autoempleo (ya lo fueron estas), si no para comentar las ventajas que tenemos quienes somos pequeños. Pequeña también puede ser, por ejemplo, una empresa con los gastos muy controlados y que no ha recibido inversiones de terceros.

Todos estaremos de acuerdo en que en muchas ocasiones la clave para sacar un proyecto es la perseverancia. Ya sea montar un negocio, aprender un idioma o cumplir con cualquier objetivo. El que persevera suele acabar ganando. Pues ser pequeño te pone en un gran contexto para perseverar porque tienes costes mínimos (en mi caso poco más que hostings, dominios, cuota de autónomos y gestoría) lo que evita hipotéticos problemas gordos como el flujo de caja.

Al tener menos costes económicos, quizás con facturar un 10% que tu competencia te sea suficiente… y a ellos no. En esta situación el tiempo corre a favor del pequeño y es sencillo que mientras él se mantenga a flote sus rivales, antes o después, tengan que acabar cerrando.

Ser pequeño obviamente también va unido a las situaciones personales de cada uno. Yo no tengo hijos, no debo dinero (hipotecas, préstamos…) y tengo un dinerillo ahorrado que me permitiría resistir unos meses aunque los ingresos de mi negocio fueran inferiores a mis gastos personales.

Pero todo lo anterior con cabeza. Si te sacan del mercado porque la mayoría da un servicio mejor que el tuyosi no eres capaz de revertir la situación al final acabarás muriendo. Pero lo bueno de la situación es que tienes tiempo para hacer una buena transición (no tienes que dar la vuelta al negocio en 60 días porque el dinero de los inversores se acaba y no están dispuestos a dar más si no se alcanzan X ratios de ingresos… no igual pero sobre algo similar nos habló Rufo de la Rosa en el último Iniciador Madrid).

Obviamente también tiene desventajas. Bastantes. Pero creo que son más obvias, ¿no?

Y en mi caso en eso ando. Tiempo de turbulencias pero con tranquilidad relativa (desde el punto de vista que pasado mañana tengo qué comer) tratando de sacar mi barco a flote. Hay datos positivos que vislumbran algo de recuperación y mis nóminas (ingresos – gastos) siempre han sido superiores a mis gastos. Debo seguir perseverando.

Para cerrar este post decir claro que no busco reivindicar el autoempleo por encima del emprendimiento. Solo quiero compartir mi experiencia por si alguien le sirve. Con que le sea útil a una única persona, ya habrá cumplido su objetivo. 🙂

Enseñanzas de Luis Martín Cabiedes para emprendedores

martin cabiedesHace unos días leí una muy interesante entrevista que le realizó Jaime Novoa a, uno de los bussines angels más prestigiosos de España, Luis Martín Cabiedes. Como ya comenté en Twitter, sea cual sea tu rol en internet deberías leerla.

Pero si no tienes tiempo o no te manejas muy bien con el inglés, a continuación comparto algunas opiniones de Martín Cabiedes relacionadas con los emprendedores. Estos temas son los que a mi personalmente más interesan, y por eso quiero dejarlas por escrito para esos días que me da por releer mi blog y reaprendo cosas.

Vamos allá:

– Hoy en día parece que cualquier persona puede ser un emprendedor… y si no un venture capital.

Emprender no va de de realizar discursos / presentaciones que impresionen a la gente… consiste en sentarte en tu escritorio y llevar a tu compañía hacia adelante.

– El problema para emprender hoy en España es la tasa de desempleo del 26% y el gasto de consumo más bajo que nunca. El mejor momento para emprender se da con una economía sana y en crecimiento… lo cual no ocurre hoy. Con la crisis actual es complicado encontrar consumidores y clientes. Muchas veces nos olvidamos de lo importante que es la salud de la economía para nuevas empresas. Clientes y consumidores son la clave para nuevas empresas, no inversores. Si no hay clientes, los inversores pueden hacer muy poco.

Los éxitos son una excepción. Yo vi las mismas cosas en Blablacar y en Rockola y una fue muy bien y la otra no.

Nota mental: Si hasta lo más grandes reconocen que fallan constantemente, como no me va a ocurrir lo mismo a mi.

– A pesar de que muchas personas creen que la empresas se crean de la nada, necesita tiempo construir una gran compañía. El de Blablacar es un bonito ejemplo, ya que nació en 2007 trabajando sin mucho ruido y alcanzando tasas de crecimiento impresionantes. Uno de los principales problemas que veo hoy en día en internet es que muchas empresas quieren crecer demasiado rápido. Los fundadores de Blablacar pasaron 3 o 4 años trabajando en una pequeña habitación de un manera humilde y sin hacer ruido… y ahora están empezando a recoger los frutos de ese esfuerzo.

– Privalia fue el primer éxito de comercio electrónico en España. Lucas Carné y José Manuel Villanueva son los mejores emprendedores que he conocido en mi vida. La idea no fue de ellos y además no era la más original del mundo pero la ejecutaron con una precisión increíble. Hicieron un gran trabajo: usaron su capital de manera muy eficiente y fueron capaces de crecer bien y rápido.

Nota mental: Es más importante la ejecución que la propia idea.

El running, emprender, la vida… ¡todo es igual!

luis clausin runningQuienes me conocen mínimamente saben que desde hace varios meses estoy muy entregado al running. Exactamente, desde Noviembre de 2011 (momento en el que, por cierto, pesaba 12 kgs más que ahora).

La verdad es que sin la práctica regular del deporte no concibo mi vida. Pasé casi toda mi infancia/juventud jugando al baloncesto… hasta que por múltiples motivos dejé de practicarlo de forma federada a los 23 años. Ese vacío lo llené corriendo y participando de forma frecuente en carreras populares (algo que ya había hecho puntualmente, incluso también en duatlón y triatlón, cuando “mis obligaciones” con el deporte de la canasta me lo permitían) pero por unos motivos u otros nunca conseguí la regularidad que he alcanzado en la actualidad.

Y, salvando las distancias, cuanto más tiempo llevo en el running más claro percibo las similitudes que tiene con emprender… ¡y con la vida en general! La claves para progresar son sencillas (aunque no fáciles de aplicar): mantenerse motivado, trabajar, hacer las cosas “con cabeza”… y no desfallecer.

Por aquí ya he dejado escrito que mis comienzos como emprendedor no fueron fáciles… pero perseveré y conseguí remontar la situación. Mi trayectoria dentro del running es similar. Empecé lejos de la cabeza de las carreras para, poco a poco, ir acercándome a ella (en pruebas pequeñas, de pueblo, claro está).

Pero en los últimos meses se están torciendo algo las cosas en el tema de correr. El Octubre pasado cuando estaba cogiendo un muy buen estado de forma me lesioné (nada grave afortunadamente) lo cual, unido también a la mudanza a Madrid, me hizo entrenar 3 meses al “tran-tran”. 2013 empezó bien… pero en las últimas semanas los “sin sabores” han vuelto (nueva lesión leve, caída con la bici con golpe en la rodilla, me perdí en el Cross de la Complutense cuando luchaba por entrar en el Top 10…).

¿Y qué tiene que ver lo anterior con los temas con los que suelo escribir por aquí? Mucho, porque para pasar este pequeño bache atlético me sirve mucho la mentalidad que he forjado emprendiendo. Los problemas llegan… pero hay que seguir trabajando duro, con cabeza y sin desfallecer… y al final los resultados llegarán. Esa receta que me funcionó emprendiendo, ¡es universal!

Entre la vida y correr hay una analogía “patentada” por Pablo Vega (hay quien admiro profundamente por su visión del atletismo y su capacidad para combinarlo con su faceta profesional con excelentes resultados en ambas vertientes) muy buena: “Life is a Steeplechase race (Carrera de obstáculos)”.

Caerse, levantarse y seguir hacia adelante… emprendiendo, en el running ¡y en todos los aspectos de la vida!

Esteban Etayo: “He encontrado grandes barreras para rentabilizar Apps y juegos para Android”

esteban etayo

En ocasiones me he planteado desarrollar Apps, aunque he de reconocer que nunca me he puesto a investigar el tema a fondo.

Pero quien si se ha puesto a ello es Esteban Etayo, quien gentilmente comparte su experiencia con todos nosotros en las siguientes líneas:

¿Cuándo y por qué te decidiste a desarrollar Apps?

Corría mediados de 2007 cuando vi por la televisión la presentación de un nuevo dispositivo Apple que llamaban iPhone. Me impacto y me dije a mi mismo que tenia que conseguir uno como fuera. Por entonces se vendía únicamente en Estados Unidos, así que a los pocos meses compre uno por eBay y desde que lo tuve en mi mano pensé que aquello iba a ser un antes y un después en la industria tecnológica. El teléfono ya no era únicamente para llamar. Con el podías música, leer tus mails, navegar por Internet o descargarte Apps.

Poco tiempo después una empresa domótica se puso en contacto conmigo y me contrato para trabajar como freelance en una novedosa App para el iPhone. Fue mi primer contacto con el desarrollo de aplicaciones en un Smartphone. En aquel momento hacia solo un par de meses que Apple había liberado la SDK de desarrollo y no había apenas documentación en Internet, no existían libros, …y prácticamente el único recurso era la infernal documentación oficial. Aquellos meses de desarrollo me sirvieron como primera toma de contacto. Al poco tiempo finalice mis estudios de ingeniería informática y como proyecto fin de carrera decidí portar la App de domótica a Android.

Tu juego “Logic Labyrinth” fue finalista de los premios Ideateca 2012 a la mejor App móvil. Obviamente a nivel personal te tienes que sentir muy realizado con él, pero a nivel económico… ¿el balance es igual de positivo?

El desarrollo de una Juego es la mayoría de los casos es incluso superior al de una App. Requiere de mas perfiles profesionales, no es suficiente con tener buen gusto o saber manejar del PhotoShop, necesitas a alguien que sea profesional en la materia para generar gráficos de calidad. Lo mismo para el sonido. Por no hablar de la programación.

Después de más de 8 meses de dedicar gran parte de mi tiempo libre conseguí realizar Logic Labyrinth, el juego del que más orgulloso estoy hasta este momento. Como dices conseguí quedar finalista entre los 3 mejores Apps móviles en los premios Ideateca, fue una explosión de alegría y satisfacción.

En la Google Play colgué dos versiones (lite con 40 niveles y full con 100 niveles, esta ultima a un precio de 1,99 €). La pones con muchísima alegría y muchas esperanzas … pero pasan los días, semanas y viene la cruda realidad …prácticamente nadie compra tu versión de pago.

¿Cuáles han sido los principales obstáculos con los que te has encontrado a la hora de rentabilizar tus Apps?

La mayoría de mis Apps o Juegos son para Android. Este sistema debido al tipo de usuario que va dirigido y a la dificultad de realizar un pago dentro de la plataforma.. hace que las Apps de pago no tengan prácticamente mercado, es complicadísimo rentabilizar Apps de pago. Si nos movemos por este modelo de negocio su fuerte esta en iOS.

Dentro del mercado freemiun o App Gratuitas, para poder generar dinero has de tener un volumen de usuarios activos muy altos, digamos sobre 100k. A día de hoy para llegar a esa altura es mas que complicado; o inviertas bastante dinero en publicidad para darte a conocer o es prácticamente imposible destacar en el inmenso océano de aplicaciones. Si intentas monetizar con 1000, 2000 o 10.000 usuarios activos solo conseguirás varios céntimos al día.

Uno de los principales problemas es el crecimiento tan grande que han tenido las tiendas de aplicaciones. Para que te hagas una idea del crecimiento, mi aplicación mas descargada con alrededor de 100k descargas es un juego muy tonto que me costo desarrollarlo 1 mes, lo lance hace 3 años. En cambio un juego mucho mas elaborado y potente como Logic Labyrinth está luchando por superar la barrera de 10k descargas varios años mas tarde.

¿Sabes si en otros países el panorama es más favorable? Lo digo porque, por ejemplo, algunos rentabilizadores americanos muy conocidos están diversificando su negocio tradicional de webs con el desarrollo de Apps…

Cuando desarrollas una App puede ser para uno de estos tres casos:

  • Producir un producto propio para generar negocio a través de una tienda online sea Google play o AppStore
  • Producir un producto propio para que una marca conocida intente fidelizar a los usuarios y darles un valor añadido. Aunque no genere ingresos la App es muy interesante para las marcas.
  • Generar una App a medida para una empresa externa.

En el caso de la 1 propuesta que es con la que he intentado trabajar, lo mismo es hacer la App en España o en Estados Unidos.

En la generación de Apps como producto para colgarlas en tiendas online para usuarios finales no hay un gran negocio. Después de asistir al último Mobile World Congress en Barcelona, me he dado de cuenta que grandes empresas que se dedicaban a desarrollar juegos o Apps ahora están dedicando su tiempo en desarrollar frameworks y herramientas para que los juegos los desarrollen otros.

A finales de 2012 lanzaste, en colaboración con otras personas, Appstonic. ¿Qué nos puedes contar del proyecto? ¿Qué tal sus primeros pasos?

Después de dedicarme un par de años a realizar Apps y Juegos y encontrar grandes barreras para rentabilizar los proyectos, quería cambiar de aires y probar cosas nuevas. También me parecía que los desarrolladores Indie y las pequeñas Startup estaban muy desamparadas y no existen ayudar para conseguir difundir sus trabajos. Vi un hueco donde ayudar a todos ellos y de ahí nació Appstonic.

Appstonic pretende ser un portal de referencia en España para la recomendación de Apps y Juegos. En el queremos descubrir a los usuarios novedades del sector, aplicaciones que le puedan ser útiles o juegos con los que divertirse. También pretendemos cubrir eventos y realizar entrevistas a desarrolladores y empresas del sector. Os invito a que lo descubráis.

Estamos muy contentos con los inicios, el portal va consiguiendo seguidores y recibimos gran solicitud de análisis de aplicaciones.

A nadie nos gusta trabajar gratis, por lo cual la rentabilización de los proyectos es vital para seguir adelante con ellos. A corto/medio plazo, ¿en tus planes está poner más empeño en tratar de rentabilizar Apps o webs? ¿Por qué?

De momento estoy muy centrado en Appstonic. Nuestro objetivo es generar una comunidad a partir de ella y que sea el portal de referencia para todos los amantes de la tecnología móvil.

Prefiero focalizar mis esfuerzos en este proyecto, le veo mas futuro que al desarrollo de un nuevo juego o App 😉

Preguntas & respuestas sobre rentabilización de páginas webs o emprendimiento

El otro día anuncié que abría una sección de preguntas & respuestas, y como ya he recibido las primeras las publicó por aquí por si pueden servir a alguien mis contestaciones. Esto no significa doy por concluida la sección, ya que si crees que mi opinión te puede ser de ayuda simplemente mándame tu consulta a mi correo electrónico y trataré de responder lo mejor que sepa en este mismo post (el cual si recibo más consultas estará vivo e iré actualizando).

¿A partir de qué cantidad de visitas diarias recomiendas meter sistemas de afiliados? ¿Crees conveniente mezclar desde el comienzo AdSense con afiliados? (Marce)

Mi filosofía es la siguiente (aunque puedo estar equivocado): me centro en crear y mejorar contenidos hasta que alcanzo 100/200 visitas. Hasta que no llego a esa cifra de tráfico, mi único objetivo es mejorar mi web. Una vez que alcanzo ese mínimo de visitas, comienzo a probar si rentabiliza mejor AdSense o afiliación, porque cada día está “peor visto” por los buscadores llenar la web de publicidad (especialmente en fases iniciales). Por eso, no iría más allá al principio de combinar un bloque de AdSense con 1/2 enlaces de afiliación (los cuales es preferible que trates de esconder con redirecciones, posiblemente el buscador se acabe dando cuenta pero hay que tratar de “embarrar el terreno de juego”).

¿Qué sería lo primero que harías al lanzar un sitio para comenzar a moverlo sin gastar mucho o casi nada? (Marce)

Yo me centro en el SEO, así que al principio trato de construir una óptima estructura para asegurar que la web en cuestión es indexada correctamente (para lo cual es obligatorio desde el minuto 1 contar con la ayuda de Google Analytics y Webmasters Tools). A partir de ahí, como mucho busco un conseguir un buen enlace para que los buscadores comiencen a visitar la web (prácticamente hoy en día no hace falta, aunque nunca está demás) y ahí paro mi labor de linkbuilding. Lo siguiente, lo dicho en la pregunta anterior, el contenido es el rey. Si das algo de calidad (una buena propuesta de valor es clave), al final la “bola” se irá haciendo más grande y empezará a llegar el tráfico por diversas vías. Esos son mis pasos iniciales en un proyecto.

Por cierto, apenas he gastado dinero en toda mi trayectoria como webmaster en promoción.

Todo lo anterior es porque mis proyectos están pensados en captar tráfico a través de los buscadores. Si tus métodos para atraer visitan son otros, entonces lo anterior puede cambiar.

(Actualización 09/10/12) Yo hice informática de gestión y después marketing. Ahora estoy en un momento en el que no sé muy bien por dónde tirar, porque creo que debo elegir entre centrarme en desarrollo y programación o marketing. Cuando estuve trabajando de programadora, aunque no fue mucho tiempo, me gustó pero no lo vivía con tanta pasión como otra gente. Y de la parte de marketing lo que más me interesó fue el marketing online, en especial el SEO y la analítica. Esto último lo he descubierto no hace mucho y la verdad es que cuanto más leo y me informo más me gusta. Como tú también has tocado los dos campos me gustaría preguntarte si son compatibles o si me tengo que centrar en uno solo. Además, ¿cuál crees que es la mejor forma de empezar con SEO y coger experiencia? Por otro lado, sé que todo esto depende de suerte debido al desempleo y la crisis pero cualquier consejo será bienvenido. (Leticia)

En principio, saber programar da ventaja a la hora de ser SEO. Conozco el caso de un chico, que era un buen SEO pero no sabía programar, y no le renovaron el contrato en una starp up por ello. Tenían 1 programador, 1 SEO y 1 diseñador, si el SEO estaba todo el rato absorbiendo al programador este no avanzaba en sus funciones. Aún olvidándonos de lo anterior, para mi si no sabes programar te vas a encontrar varios “muros” en tu trabajo como SEO. Muchos defendemos que el SEO es técnico.

Por otro lado, creo que tiene más futuro el sector del marketing y del SEO porque me está dando la sensación de que cada vez se subcontratan más programadores para trabajar en remoto desde países con sueldos más bajos como la India. Esto, de momento, todavía no pasa en el marketing online.

¿Cuál es la mejor forma de aprender SEO? Abriendo tu propia web y practicando en real con ella. Relacionado con esto quizás te interese un post que escribí.

Además como comienzo en el SEO, te puedes apoyar en la siguiente guía: http://javiercasares.com/seo/

Únicamente son mis opiniones, quizás esté equivocado.

Pd: Ni que decir tiene que si con algo no estáis de acuerdo o simplemente queréis aportar vuestro punto de vista la zona de comentarios está a vuestra entera disposición.

Dureza mental, imprescindible para el emprendedor

Si hay una cualidad imprescindible para cualquier persona que aspire a emprender con un mínimo éxito, bajo mi opinión, esa es la dureza mental.

El día a día del emprendedor se hace cuesta arriba (y del que no lo es también) y las dudas se van acrecentando. ¿Estaría mejor trabajando en algo similar a lo que hago pero para un tercero a cambio de un suelo? ¿Me estoy equivocando de estrategia en este proyecto? Este mes ha sido bueno pero… ¿y el próximo?

Muchas preguntas que cada día circulan a mil por hora por la cabeza. Si además estás metido en temas de SEO, la auto-presión se multiplica. Ok me han penalizado, ¿pero los cambios que he realizado serán efectivos y me recuperaré? Necesito optimizar más para alcanzar mis objetivos, ¿podrían provocar nuevas modificaciones una penalización? Manel García lo dejaba claro a través de un tweet: “el #seo es para mentes muy fuertes, te derrumbas cuando optimizas y te tiran, y te crees seo, cuando te suben arriba y no has hecho ná“.

¿Soluciones? Confiar en uno mismo y seguir adelante con los objetivos muy claros en la cabeza (siempre que racionalmente se crea que se va por el buen camino, ya que es básico ser autocrítico con uno mismo para no ser cegado por la pasión).

moneyballLlevaba días con esto en la cabeza, pero al ver anoche la película Moneyball vi una situación que se relaciona perfectamente con este concepto. En esta historia un manager de un equipo de beisbol junto con su ayudante confecciona un equipo profesional en base únicamente a las estadísticas de los jugadores. Cuando la temporada comienza, llegan las derrotas y la presión de la afición y los medios de comunicación contra su método para confeccionar la plantilla es brutal. Cuando el fracaso se cierne sobre ellos, el general manager le pregunta su ayudante (principal ideólogo del método) si todavía confía en lo que están haciendo, a lo cual él le responde rotundamente que sí. Esto les hace radicalizar todavía más la apuesta por su método… el cual finalmente da grandes resultados produciendo que el equipo bata el record de victorias consecutivas de la historia.

Es solo una película, aunque basada en hechos reales, pero los refuerzos positivos nunca están de más. 🙂

El autoempleo, el gran olvidado

Tras varios meses, acabo el año increíblemente feliz porque he sido uno de los escasos afortunados que he logrado escapar en los últimos meses de las listas del INEM en España.

Reconozco que mi caso es atípico, porque para “reintegrarme en la sociedad como trabajador de pleno derecho” no he tenido que superar un proceso de selección para optar a un puesto en una empresa o aprobar una oposición. Mi solución ha sido el autoempleo.

Y es que posiblemente esta vía es la gran olvidada. Es una evidencia que no estamos en un país emprendedor (¿de verdad es más sencillo obtener una plaza en una oposición a la que se presentan 10.000 personas que poner en marcha una empresa mínimamente rentable?), pero es que además mucha gente que aspira a emprender piensa más en atraer capital, dejarse ver en eventos para almacenar tarjetas o buscar cracks que le acompañen en su aventura antes de poner en marcha nada. No digo que no haya que hacer lo anterior, pero creo que tampoco hay que empezar siempre la casa por el tejado.

Está claro que salir adelante en solitario no es sencillo, que hay que saber hacer (casi) de todo, pero también tiene sus ventajas. Te dedicas a lo que te gusta, tu pasión y motivación es casi infinita, aprendes a tomar tus propias decisiones y, sobre todo, cada día aumentas tus conocimientos (estás tú solo, no puedes esperar que tu compañero de pupitre te solucione tus problemas).

Por eso, recuerdo a la gente que para emprender el autoempleo también es una opción, la opción en la que el “Break-Even” está más cercano. 🙂 No es sencillo salir adelante, pero en las situación actual ¿alguien tiene la fórmula mágica para caminar por un camino de rosas evitando las espinas?

Si sale mal, el aprendizaje a lo largo del camino habrá sido brutal… mientras que si sale bien y tienes ambición siempre estarás a tiempo de incorporar gente a tu equipo (ya sean empleados o socios) y seguir creciendo.

Una última recomendación, al que sueñe con hacerse rico… quizás el autoempleo no sea su opción. El que anteponga la calidad de vida al dinero, en el autoempleo puede encontrar la felicidad.