Archivo de la categoría: motivacion

Aprendiendo del villano de la NBA: Sam Hinkie

La semana pasada Sam Hinkie presentó su renuncia como general manager de los Philadephia 76ers de la NBA. Lo que para muchos ha sido sorprendente es que después de 3 temporadas de resultados muy pobres dimitió él, no fue despedido (aunque realmente le abrieron la puerta colocándole un jefe cuando hasta ese momento era él el máximo responsable de su parcela).

Su plan se basó en sacrificar todo el corto plazo en favor del largo. A pesar de los malos resultados había gente que apreciaba el trabajo de Hinkie. Pero otros muchos celebraron la salida de un dirigente que incluso para la propia NBA se había convertido en uno de los “villanos” de la competición.

Para presentar su renuncia escribió a los inversores de los 76ers una más que interesante carta de 13 páginas que se ha acabado filtrando a la prensa. Recomiendo su lectura. Hay varios puntos extrapolables a cualquier apecto de la vida. Por ejemplo:

  • Para ser exitoso en una liga con 30 competidores intensos es necesario encontrar nuevas y mejores formas de resolver los diferentes desafíos. El problema es que en el corto plazo no se suele traducir en progreso la inversión en innovación. Abraham Lincoln dijo “dame 6 horas para cortar un árbol y las 4 primeras las pasaré afilando el hacha“.
  • Hay que divorciar el proceso del resultado. Se puede haber hecho algo de forma correcta por las razones equivocadas. Y ser (inmerecidamente) agasajado por ello. También uno puede equivocarse habiendo tenido en cuenta las razones correctas.
  • “Hay algunos requisitos previos para inventar … Hay que estar dispuesto a fracasar. A pensar a largo plazo. A ser mal interpretado por largos períodos de tiempo“. Jeff Bezos.
  • Para innovar se requiere una exploración real. Una búsqueda persistente de probar (y fallar) para seguir hacia adelante con una nueva herramienta, una nueva técnica, una nueva visión. Por desgracia la primera innovación a menudo ni siquiera es del todo útil, pero puede proporcionar el camino a seguir.
  • Si Amazon tiene un buen trimestre es debido al trabajo que 3, 4, 5 años atrás, no por lo hecho ese trimestre.” Jeff Bezos. Golden State Warriors fue campeón de la NBA en 2015, pero adquirió a sus jugadores claves en 2009 (Stephen Curry), 2011 (Klay Thompson) y 2012 (Draymond Green). Pregunta qué equipo quiere a un Kevin Garnett en su prime y todos te dirán que ellos. ¿Pero quién hizo el trabajo previo los tres o cuatro años anteriores para estar preparado para aprovechar una oportunidad así? Prácticamente solo los Boston Celtics. Peter Holt, CEO de San Antonio Spurs, dijo después de firmar LaMarcus Aldridge :”Nuestro general manager (R. C. Buford) vino con el plan de fichar a LaMarcus hace tres o cuatro años. Hemos trabajado en ello durante todo este tiempo para poder conseguirlo.”
  • Si quieres tener un éxito tienes que estar, con frecuencia, dispuesto a hacer algo diferente de la manada. “Hay que salirse del consenso estando en lo correcto”. Howard Marks. Hay que encontrar alguna manera de tener un punto de vista diferenciado de las masas. Y tiene que ser correcto. Si falla una de las dos premisas el objetivo no se cumplirá. Pero es difícil emocional e intelectualmente. “En general es mucho más cómodo tener la gente de acuerdo contigo.” Seth Klarman.
  • Desarrollar puntos de vista contrarios requiere pensar diferente. ¿Qué jugador está más infravalorado? Contrátalo para tu equipo. ¿Qué axioma de baloncesto es más probable que no sea verdad? Haz lo contrario. ¿Cuales son los sumideros de energía de su organización? Elimínalos. Deja de esperar que ocurran cosas buenas y desarrolla una estrategia para que las cosas sucedan.
  • Hay que ser capaz de tolerar la incertidumbre. Puede ser muy difícil, especialmente cuando las apuestas son altas. Pero es fundamental para la toma de decisiones racionales en el largo plazo. Todos estamos tentados a simplificar algo cuando es difícil pensar, simplemente para sacar la idea de nuestra cabeza catalogándola de imposible. En algunas decisiones las incertidumbres son salvajes. En esas situaciones hay que encontrar una manera de conseguir estar cómodo con esa variedad de resultados. Si no puedes vivir con ello estás condenado a tener en tu vida muchas menos opciones para elegir (lo que conduce a largo plazo a menos y menos resultados).

Habrá gustado más o menos la gestión de Hinkie, pero para mi es irrefutable que de su carta se puede aprender mucho.

Que nadie te diga que no se puede

Korchnoi vs CarlsenNo te pongas límites. En las siguientes líneas ejemplos de personas que rompieron sus supuestos límites. Que nadie te diga que no se puede.

Anímate a compartir en los comentarios historias de gente que rompió sus supuestos límites. Hay miles de ellas, ¡seguro!

10 tweets de 2015 a recordar

Un gran volumen de la conversación virtual se ha trasladado en los últimos años de foros y blogs a redes sociales y WhatsApp. Aunque prefiero los primeros he de reconocer que yo también me he ido desplazando paulatinamente (básicamente por comodidad) a los nuevos canales.

La “nueva” conversación no es de menor valor. Simplemente es diferente.

Aprovechando la excusa del último día del año refresco por aquí varios tweets que no quiero que el 2015 se los lleve de mi cabeza.

Profesionales:

Personales:

Por qué seguir adelante

Ya lo comenté en mi anterior post, no corren los mejores tiempos en mi business. Pero sigo adelante. Y lo hago convencido porque en mi opinión estoy más preparado que nunca para alcanzar el éxito.

Comparto a continuación la nota mental que circula en mi cabeza durante las últimas semanas. Para esto sirve un blog personal entre otras cosas, para ordenar los pensamientos dejándolos por escrito.

A continuación los motivos del por qué seguir empujando mis proyectos en internet en lugar de buscarme la vida por otros lares:

  • Tengo más conocimientos que nunca. Llevo en internet como webmaster desde 2003, a tiempo completo dedicado a mis negocios desde 2010. Releo post de cuando empecé y pienso que tengo ideas más nítidas de lo que tengo que hacer. ¡Aunque siempre abierto a nuevas ideas!
  • Porque posiciones como la mía te obligan a estar en continúa actualización, y eso únicamente puede traer cosas positivas el día de mañana. El río va al mar.
  • Porque creo que manejo mejor la incertidumbre con la que están obligados a vivir empresarios, emprendedores, freelance… Aunque solo sea un poco mejor, pero algo tengo que haber mejorado “a la fuerza” por vivir en esta inestabilidad continua. Dureza mental.
  • Tengo activos. Algunas cosas van peor, pero otras mejor. Aún así la suma me permite seguir teniendo decentes ingresos al mes. Que apenas puedo ahorrar últimamente, cierto. Que mi situación está lejos de ser dramática, más cierto todavía.
  • La vida sube y baja en todos los ámbitos, pero en los negocios más todavía. Eso lo he entendido siempre (creo), y por eso ahorré en “vacas gordas”. Ahora tengo la mochila no está vacía y puedo seguir adelante.
  • Porque sé que puedo llegar a posiciones más boyantes. Ya lo hice, hace un par de años estaba en una posición bastante buena. Un balance ingresos / horas trabajadas más que “interesante”. Ya se que el camino está ahí. Es cuestión de reencontrarlo y volver a transitar por él.

¿Por qué cambiar mi inestable trabajo por otro falsamente estable?

Últimamente sufren turbulencias algunos de mis proyectos en internet. Aunque también es verdad que la tranquilidad, prácticamente, nunca existe. Lógico. Mi sueldo depende de muchos factores, y lo peor es que muchos no los puedo controlar (cambios de algoritmo en buscadores, caídas en momentos inoportunos de servicios que uso de terceros, competencia que aparece por cada esquina… ¡hasta me afectó hace unos meses un falso positivo de un Antivirus!).

Esto te hace vivir en un equilibrio permanente que en ocasiones provoca en uno ganas de buscarse algo más estable. Pero cuando se me pasa el “calentón” me doy cuenta de que, ¿quién puede presumir de tener un trabajo estable hoy en día?

Al final, mis mismos problemas también les afectan a las empresas. Si no que se lo pregunten, por ejemplo, a todos los que empleados que han sido despedidos por sus empresas a partir de 2.011 debido a todos los cambios que ha venido implementando Google en su algoritmo.

Pero, obviamente, está situación no se circunscribe únicamente a internet. Incluso los intocables funcionarios están a un cambio de ley de dejar de serlo. ¡Ni un rey puede estar tranquilo hoy en día! 🙂

Asumámoslo. Nos guste o no, nos toca vivir una época en la que prácticamente nadie va a poder presumir de que su trabajo es completamente estable. El mercado cambia, profesiones y negocios mueren a la vez que nacen otros, líderes del mercado que en pocos años se hunden (¿que levente la mano quien pensara hace unos años que el MSN Messenger iba a estar prácticamente muerto hoy en día?)…

Por eso, ¿para qué cambiarme de acera si esta inestabilidad que tanto me desgasta, al menos en ocasiones, la cambiaría únicamente por una falsa estabilidad?

El esfuerzo tiene recompensa, las metas se pueden alcanzar

Este post no es el primero que escribo en este blog sobre el running / atletismo, pero es que creo que muchas de sus vivencias son totalmente extrapolables al mundo del emprendizaje (o a cualquier ámbito de la vida en general). Cuando escribí este post era un momento bajo a nivel atlético, y ahora estoy en el momento más alto de mi pequeña carrera. Y es que emprender, la vida… es así, sube y baja, baja y sube… pero siempre hay que seguir hacia adelante con ganas e ilusión.

luis clausín mejana

¿A qué viene todo esto? El domingo gané la Vuelta a la Mejana. Para muchos será solo una carrera de pueblo, pero para mi es algo más. Aunque lleve apenas 2 años y medio corriendo de forma “seria”, siempre he practicado deporte. Y por eso, siempre que he podido (cuando jugaba a baloncesto a veces coincidían con alguno de los partidos de mi equipo y, obviamente, no podía acudir) he corrido las principales carreras de Tudela (Amimet, San Silvestre Tudela y Vuelta a la Mejana). Hasta tal punto le tengo cariño a estas carreras, que a varios allegados les comenté hace tiempo que mi máxima ilusión como atleta era ganar una de estas pruebas en alguna ocasión. Está claro que preferiría ser campeón del Mundo, pero obviamente nunca lo seré por lo que busqué un objetivo realista, qué no sencillo. Y es que hasta ayer mi mejor clasificación en alguna de estas pruebas era un 4º puesto precísamente en la Vuelta a la Mejana (2.013).

Me marqué un objetivo ambicioso pero realista… y al alcanzarlo ayer descubrí que pocas cosas dan una felicidad tan grande como alcanzar una de tus metas.

El ESFUERZO tiene su recompensa. Desde que volví a correr en Agosto, tras el necesario parón estival, prácticamente todas las semanas he entrenado 6 días a la semana. Entrenamientos en plenas vacaciones en un camping de los Pirineos oscenses, un par de días entrenando a las 12 de la noche porque hasta esa hora me fue imposible, otros a las 7 de la mañana, frío, lluvia, decepciones en el campo a través, en la pista cubierta… Y todas esas cosas hacen que saborear este triunfo sea una sensación increíble.

Puede que pienses que todas esas horas no compensan para ganar una carrera de pueblo. Lo entiendo, yo mismo me lo he planteado (sobre todo cuando las cosas salen mal). Pero decidí que siempre que no robará mucho tiempo a trabajo y novia, familia & amigos seguiría adelante… y en ello estoy. No he encontrado otra actividad que me completé más, además de servirme para desconectar del trabajo (Mens sana in corpore sano).

Pero no solo vale con “meter” horas (trabajar por trabajar que dice Tim Ferriss). Hay que intentar hacer las cosas con cabeza. Y eso intento hacer tanto planificando entrenamientos como mis proyectos web. Aprender, preguntar a los que saben (mis compañeros del Ribera Atlético en el caso del atletismo), planificar… ¡y ejecutar!

Quizás pienses que este post es únicamente egocentrismo. Puede que tengas razón, aunque no me gustaría transmitir eso. Lo que quiero compartir es que el trabajo y el esfuerzo trae su recompensa.

Ya lo dijo Diego Quintana (profesor de secundaria, jugador ex-ACB y preparador físico de Liga Femenina 2 y del equipo de vela olímpico español, ¡todo en una única persona!) en MueveteBasket.es: “es muy importante tener expectativas y esforzarse por conseguirlas”.

Adelante, fija tus metas (si todavía no lo has hecho)… ¡y ve a por ellas! Aunque el camino no será fácil, acabará mereciendo la pena. 🙂

Luis Arbalejo: “Hay que buscar el camino de la felicidad, no el de la estabilidad”

luis arbalejoNo entrevisto en esta ocasión a ningún profesional de internet, si no al coordinador de cantera de un equipo de la Liga ACB (máxima categoría del baloncesto español y una de las ligas más importantes de todo el mundo). Pero no os preocupéis, la conversación no gira en torno al baloncesto ya que para eso ya está MueveteBasket.es. Va de salirse del camino convencional para perseguir un sueño, de tratar de mejorar día a día, de convivir en la inestabilidad laboral…

Una dosis de motivación para todos. Se puede empezar en una carrera profesional desde abajo e ir escalando, poco a poco, hacia la cima.

No os entretengo más, vamos con las respuestas del protagonista de este post.

Antes de nada, aunque eres una persona muy conocida en el mundo del baloncesto posiblemente no lo seas para el lector habitual de este blog. ¿Podrías presentarte brevemente?
Luis Arbalejo, Pontevedra, 1982, aunque gran parte de mi vida en Menorca, un lugar maravilloso. INEF, entrenador de baloncesto y fan de la gente optimista y positiva.

Actualmente Coordinador de Equipos Base y Fundación del Basket Zaragoza 2002 SAD.

¿En qué momento decides que quieres ser un profesional del baloncesto? ¿Cuál es el punto de inflexión que te lleva a tomar esta decisión?
Desde los 14 – 15 años tenía claro que quería estudiar INEF y que me quería dedicar al baloncesto. Evidentemente en ese momento desconocía las posibilidades laborales que tendría 10 ó 15 años después, pero si tenía una idea clara.

No hay un punto de inflexión claro en mi decisión, me encanta el deporte en general. El baloncesto es y siempre ha sido mi pasión y siempre he estado muy vinculado a él, primero como jugador, luego como entrenador, como director técnico y ahora dirigiendo una cantera de un club ACB como es CAI Zaragoza.

Si que hay personas que me han marcado mucho en mi camino y que todavía lo hacen a día de hoy. La lista sería larga, en ella amigos, profesores, entrenadores, familiares, compañeros de trabajo, pero si tengo que decir una, sin duda mi padre que, ha sido, es y será una referente para mi.

Ahora estás en una posición muy buena a nivel profesional, pero lógicamente no siempre fue así. ¿Has tenido momentos de dudas a lo largo del camino? ¿De pensar volver a ser profesor (Luis anteriormente ya ejerció como profesor) y simplemente entrenar chicos del colegio para “matar el gusanillo”? Si llegaron, ¿cómo los superaste?
Actualmente me siento un privilegiado a nivel laboral, transformar tú hobbie en tú trabajo es una suerte y ya llevo unas cuantas temporadas dedicado 100% al baloncesto.

La palabra “duda” no me gusta. Hay momentos en que he pensado los pros y los contras de una vida así, con cierta incertidumbre, con cambios de residencia o con poca capacidad para planificar a medio/largo plazo, pero los que tenemos esta “enfermedad” por el baloncesto no podemos parar.

Actualmente no me planteo volver a la enseñanza pero evidentemente es una puerta a la que tocar si fuese necesario. En ese caso seguiría entrenando, pero jamás para “matar el gusanillo”. Creo que se puede ser igual de profesional entrenando un equipo de formación de un club social que un equipo profesional.

Los momentos de reflexión, que siempre los hay, los superas pensando que tener objetivos y poder cumplirlos es lo más grande que hay, entonces sigues y sigues y sigues…

Imagino que mucha gente, incluida familia, te dirá en ocasiones que te busques un trabajo más “estable”… ¿Te sientes o te has sentido en alguna ocasión que vas a contracorriente?
Mi familia a día de hoy me apoya al 100% pero está claro que al principio de toda esta historia, hace ya 10 años, con la carrera recién acabada tiraban un poco hacia algo más “seguro” sobretodo mi madre (profesora, con mentalidad de profesora). Pero creo que hay que buscar el camino de la felicidad no el de la estabilidad, en ocasiones coinciden, en mi caso no.

Ir a contracorriente es relativo, ¿qué es lo corriente? ¿Trabajo fijo, familia y vivir cerca de los tuyos? Entonces si, voy a contracorriente, pero tampoco lo pienso demasiado.

Incertidumbre… ¿cómo convives con ella? Tu profesión es lo más alejado de ser funcionario ya que se firman contratos por un número de temporadas concretas (precisamente, acaba de renovar 3 años su compromiso con el CAI Zaragoza)…
No sé si me he “auto-convencido” o es que realmente disfruto con esa incertidumbre. La no seguridad hace que estés buscando aprender, evolucionar y mejorar constantemente, que tú puesto de trabajo no sea fijo o que puedan fichar a otro en tú lugar en cualquier momento hace que tengas que ser mucho más ambicioso.

Mi renovación por 3 temporadas la veo más como una muestra de que vamos por el buen camino que como una “seguridad” de 3 años. Tengo más ganas de “todo” que el día que fiché. Estoy en un proyecto que está creciendo, me siento partícipe de él y creo en todo lo que hacemos.

No hay duda de que para mejorar a nivel profesional la formación clave. ¿Cómo has enfocado la misma a lo largo de tu carrera? ¿”Reciclarse” continuamente es el único camino? ¿Autodidacta?
Creo que tener estudios universitarios no es imprescindible pero si que te ayuda en muchas cosas a lo largo de la carrera profesional. Siempre he dicho que más importante que pasar por la universidad es que la universidad pase por ti. A parte te amplía tus posibilidades laborales en caso de que el baloncesto (en mi caso) no fuese bien.

Creo totalmente en la formación continua, creo que en algunos momentos es bueno ser autodidacta e incluso equivocarse por alguna precipitación, pero también creo que es clave rodearse de gente de la que aprender, con más conocimientos y con más experiencia.

Cada vez son más, entre los que me incluyo, los que defienden que para evolucionar en una carrera profesional es clave crear tu propia marca personal. ¿Estás de acuerdo con ello? ¿Twitter, por ejemplo, es una herramienta que pueda ayudar a ello?
Más que una marca personal te hablaría de una personalidad muy definida, de un carácter, de una manera de ser y de pensar, de cómo enfocar las cosas, de cómo abordar las diferentes situaciones.

Llevo 2 años aprendiendo de la persona que más me ha sorprendido en toda mi vida analizando las cosas, los momentos, las situaciones, la gestión de la euforia y de los problemas, mi actual Director Deportivo, Willy Villar. Es difícil de explicar, os recomiendo conocerlo.

Las redes sociales en general son peligrosas, no hay contexto, no hay “tono de voz”, no hay gestualidad ni imagen corporal, pero son un arma potente y un medio de difusión de la información brutal. Me gustan, pero con prudencia.

¿Qué consejos le darías a alguien que se quiera dedicar a una profesión “no convencional” (profesional del baloncesto, autoempleo…)?
Que tenga hambre, deseo, constancia y paciencia y que tenga claro que el mundo laboral/profesional no es justo, que las comparaciones pueden desviarte del camino y que muchas veces lo importante es llegar a la meta sin la necesidad de llegar el primero.

Para finalizar la entrevista una última pregunta, ¿dónde te ves dentro de 10 años?
Bufff, esta sí que es complicada… te puedo decir dónde o cómo me gustaría verme dentro de 10 años y es siendo feliz y con la misma pasión e ilusión que tengo ahora, si es vinculado al baloncesto de manera profesional genial y porque no en el CAI Zaragoza… sería un buen síntoma.

Fuente foto: Basket Zaragoza 2002 SAD.

Volver a intentarlo es el único antídoto ante el fracaso

En los últimos meses son varias las personas que me han comentado que “di en el clavo”, debido al boom del running que hay en la actualidad, montando una webs sobre zapatillas para correr. Y tienen razón, ya que la temática elegida es clave para poder rentabilizar una web. Un trabajo de 10 en una temática poco acertada tiene pocos visos de éxito.

Al comentario que abre este post yo siempre respondo algo parecido a lo siguiente: de cada 4 webs que creo con el único objetivo de hacer dinero únicamente una alcanza, en mayor o menor medida, mis expectativas previas.

Entonces, ¿estoy “vendiendo humo” publicando un ebook llamado “Como crear una web para ganar dinero extra todos los meses” si acabo de reconocer que mi % de acierto es apenas un 25? Sinceramente, creo que no.

Cuantos más conocimientos se tengan al iniciar cualquier tipo de proyecto las probabilidades de éxito serán mayores. La información es poder, eso es innegociable.

El problema es que nadie, absolutamente nadie, está libre del fracaso. Allá van unas cuantas muestras:

Si empresas punteras en su sector, con lo que eso conlleva implícito a nivel de medios y talento, fracasan… ¿cómo va a ser inmune a él una persona en solitario o una pequeña empresa?

Carlos Blanco, Business Angel y empresario de internet, también habla del fracaso sin mirar hacia otro lado “si inviertes (únicamente) en tres o cinco puede ser que todos vayan mal“. ¡Las personas más preparadas reconocen abiertamente que no es una anomalía fracasar hasta 5 veces consecutivas!

Ahora mismo otro crack como Carlos Polo lo está intentando de nuevo, lanzando per·pet·u·all, tras tener que cerrar sus últimas startup. Lo acepta y lo explica sin tapujos.

Al no haber ningún tipo de dudas de que todos podemos fracasar, hay que tener claro que el único antídoto ante él es volver a intentarlo. Con cabeza y aprendiendo de los errores. Caerse y levantarse a continuación. Nunca es sencillo… ¡pero siempre hay que intentarlo!

Obviamente yo también fracaso, si lees este blog de vez en cuando no te quedarán dudas sobre ello (Proyectos que fracasan I, II, III y IV, Por qué sigo escribiendo en este blog si casi nadie lo lee…), pero trato de seguir en el camino. Y es que, por mi propio bien, nunca debería olvidar que monté varias webs que fracasaron antes de otras que si que funcionaron. 🙂

Por qué sigo escribiendo en este blog si casi nadie lo lee

Visualizo los datos de Analytics de este blog de los últimos 30 días y compruebo que la media de visitantes por día ha sido de 145. No me sorprende. Desde que nació en 2006 nunca ha tenido periodos de tráfico mucho más altos. También soy consciente que este tipo de blogs se suelen “consumir” en muchas ocasiones a través de su RSS.

Me dedico a tiempo completo a rentabilizar mis propios proyectos web. Está claro que cualquiera de ellos con número de visitantes similar a los de LuisClausin.com, tras un tiempo prudencial, hubiera pasado a engrosar la saga “Proyectos que fracasan“.

Entonces, ¿por qué hago una excepción y sigo dedicándole horas a él (aunque muchas menos que a las webs que “me dan de comer”) y pagando por su dominio y hosting cada año? Sobre todo teniendo en cuenta que en el pasado ya estuve en alguna ocasión cerca de “tirar la toalla”

Simplemente porque estoy convencido que en algún momento rentabilizaré la inversión en él. Y es que soy un ferviente creyente que la marca personal de cada uno va a seguir ganando importancia año tras año.

Esta es mi casa online y está abierta las 24 horas para cualquier profesional que, por un motivo u otro, quiera saber más de mi. Mis proyectos (presentes y pasados), mis ebooks, las vías para contactar conmigo… y una muestra de mis conocimientos desglosados en las 269 entradas que componen en el momento de escribir este post este blog.

Años atrás pensé en formas de rentabilizar este espacio, pero a día de hoy esa idea está descartada. La época de la superabundancia de información provoca que antes de que se acabé de desplegar una nueva actualización del algoritmo de Google ya haya cientos de artículos en blogs de temáticas similares a este en el que cuentan cómo salir de dichas nuevas penalizaciones (repito para dejar claro el matiz, antes de que se acabé de desplegar una nueva actualización). La carrera por ser el primero, ciertamente importante para quien quiera “amasar” tráfico, nos ha traído a este punto y yo desde esta tribuna no voy a entrar en esa competición.

Por eso, a mi ritmo (lento, ya no engaño a nadie), seguiré escribiendo por aquí para seguir edificando piedra a piedra mi marca personal. Con la idea en la cabeza de que en un día cada vez más cercano mis tarjetas profesionales contengan un único dato: LuisClausin.com.

A lo anterior hay que sumar las muchas pequeñas satisfacciones que va dejando por el camino, como cuando a alguien le sirven de ayuda (o al menos le parece interesante) algo de lo que escribo, cuando he podido entrevistar a algún crack, cuando alguna persona a quien admiras profesionalmente ha recomendado (muy) puntualmente alguno de mis post en las redes sociales, mi aparición en el programa de Isabel Gemio

Os invito a que hagáis lo mismo. No seáis perezosos y seguir adelante con vuestros blogs personales, aunque parezca que hayan pasado de moda… 🙂

Llego a los 30 y por fin soy rico

Desde hace unos minutos tengo 30 años. El tiempo pasa rápido, muy rápido, y no voy a ser yo quien se deprima por el cambio de decena. Cada día soy más optimista y creo que lo mejor está por llegar.

Tras justificar la primera parte del llamativo (espero) título de este post, toca desarrollar la segunda. Los que me conocéis, tanto personalmente como virtualmente (me refiero por ejemplo a las más de 50 personas que leéis este blog a través de RSS o a las más de 300 de Twitter), sabéis que desde 2010 vivo de mis proyectos webs.

Los comienzos fueron duros, pero poco a poco dichos proyectos van creciendo en ingresos. Para decepción de algunos que quizás esperaran otra cosa al leer el título que da nombre a esta entrada no me estoy forrando económicamente hablando, pero tengo un sueldo más que digno (especialmente en los tiempos revueltos que corren) que me permite cubrir todas mis necesidades. No tengo casa propia, ni coche, ni moto, ni… pero mis expectativas están cubiertas en estos momentos.

Tras lo anterior algunos pensarán que casi se podría decir que lo que realmente soy es pobre, pero para mi una persona rica es la que es libre de gestionar su tiempo, ¡y yo lo soy al 100%!

Es una sensación increíble poder ir a correr a la hora del día que más me apetezca, irme de vacaciones cuando más me interese o acudir a cualquier acontecimiento que vea interesante sin tener que depender de que tu jefe te lo permita (cosa que lógicamente la mayoría de las veces no ocurre).

Lo bueno es que lo anterior no significa trabajar poco. Actualmente no suelo bajar ninguna semana de las 40 horas (cuando empecé a emprender hice muchas semanas de 55, los comienzos son siempre duros), pero organizo mi tiempo como mejor me conviene a mi. Si tengo que trabajar por la noche o un sábado a cambio de cosas que me interesan y tienen fecha y hora inamovible, ¡sin duda merece la pena! ¡Las bondades de mi amado autoempleo!

Lo dicho, para mi soy rico… aunque únicamente sea en tiempo… pero tengo la suerte de que ese es el bien más preciado (siempre que le acompañe un poco de dinero, tampoco vamos a engañarnos ;)).

Foto extraída del Facebook de El Factor K.