Un año complicado a nivel profesional

Como webmaster independiente / autoempleado / emprendedor / llámalo como quieras me costó arrancar, viví unos buenos años para después (en 2014) iniciar una lenta caída que se ha acentuado de forma significativa en 2015.

Releyendo el post “Seguir emprendiendo o buscar trabajo” que escribí a estas alturas del año en 2011 me veo en una situación algo similar. No tan extrema (a corto plazo todavía no me planteo buscar trabajo) pero si en una zozobra parecida.

En estos momentos en mi portafolio de proyectos hay de todo. Entre las webs que me han dado de comer estos últimos años hay una que cae (y aquí radica el problema, que cae la principal pata de mis ingresos) y otras dos que se mantienen muy dignamente (incluso mejor de lo esperado).

En 2015 he lanzado 2 nuevas. Una esta Navidad me ha dado importantes alegrías y la otra promete buenas noticias (de momento apenas ingresos, ya que únicamente tiene un trimestre de vida). Sois el futuro. Confío en vosotras. No me falléis. 😉

Parece que de verdad estoy de nuevo en 2011. Entonces escribí cosas como “Muchas horas, mucho “comecocos”, mucha incertidumbre…” algo que a día de hoy se ha vuelto a instalar en mi día a día aunque posiblemente en dosis menos acentuadas gracias a la experiencia adquirida en estas lides.

También escribí “Quiero pensar que si sigo empujando seguiré mejorando hasta alcanzar mis objetivos”. Y 12 meses… ¡Objetivo cumplido! Conozco el camino, lo hice una vez, ¿por qué no iba a conseguirlo de nuevo?

Ok, hay (mucha) mas competencia que en 2011… pero yo tengo 5 años más de conocimientos. Y muchos de ellos de los de prueba y error, que son los mejores.

2015 no ha sido el mejor año profesionalmente. Pero dejó grandes momentos a nivel personal. Un nuevo Tour de Francia, otro Sonorama, una semana por el sur de Francia, bodas de algunos de mis mejores amigos, triunfos en carreras, conciertos apoteósicos, libros que me engancharon al máximo, mi salida de Facebook… Y sobre todo, lo más importante: conté con salud para disfrutar del camino.

¡A por el 2016!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *