Archivo del Autor: Luis Clausín

DDUWEP (14): Dormir es prioritario para mi (y debería serlo para ti)

Hay una pregunta en Armas de titanes que me ha “volado” la cabeza: “dime algo en lo que tu creas y otras personas encuentren demencial”.

Mi lista, sin duda, está encabezada por “dormir debería ser (casi) nuestra prioridad número 1Desde 2016 dormir es prioritario en mi vida. Intento dormir todos los días un mínimo de 7 horas por la noche y pocos días no me echo siesta. Como ya conté, los hábitos saludables forman parte de cómo invierto en mi.

Tengo la certeza de que muchas personas no comparten mi creencia porque oigo constantemente gente que presume de lo contrario:

Hoy mismo he empezado a ver este vídeo en el que Romuald Fons incita a sus seguidores a dormir menos [minuto 15:45].

¿Duermes menos de 7 horas? Entonces probablemente tienes déficit de sueño. Cada persona no necesitamos dormir lo mismo (aquí los genes importan), pero la mayoría de las personas necesitamos dormir habitualmente 7/8 horas.

Dormir poco aumenta el riesgo de obesidad y diabetes tipo 2… además de, obviamente, bajar la productividad. Y aquí, en mi opinión, radica la clave: no es tanto una cuestión de esfuerzo, más bien de trabajar en el lugar correcto. Para eso hay que estar al 100%. Con energía. Descansado

Pocas cosas logran más consenso entre los expertos de la salud como la importancia del sueño.

Mi obsesión por dormir me ha llevado a leer más de un libro sobre el tema. Y como en todos los aspectos de la vida siempre se puede mejorar, por si quieres pasarte a mi bando, comparto unos consejos:

Y tú, ¿duermes lo suficiente? Yo diría que si. 🙂

DDUWEP (13): ¿Me veo igual dentro de 10 años?

No, en esta ocasión no vengo a quejarme de falta de estabilidad. Ni a contaros que ““exprimir” webs jode mucho la cabeza.

Simplemente es una reflexión al hilo de algo que leí hace poco (no me acuerdo donde, pero no es la primera vez): muchos de los trabajos del futuro todavía no han sido inventados.

Corren tiempos en los que todo va muy rápido. Y en la gran mayoría de los casos el causante es internet. Esto tiene una parte buena para una persona que trabaja en el sector online (no creo que falte trabajo) y otra, digamos que, menos buena (mi puesto de trabajo puede esfumarse casi de la noche a la mañana).

Un ejemplo. El monopolio de Google como buscador ha propiciado, que la ventaja de visibilidad que ha dado en sus resultados de búsqueda a servicios propios como Flights o Shooping, o simplemente incluir más publicidad, el fin de muchos negocios.

El vertiginoso ascenso de Amazon también traerá consecuencias. Seguro que cada vez más gente está comprando directamente en Amazon sin pasar por Google. Si esto se convierte en mayoritario mi puesto de trabajo desaparece. O simplemente una posición hegemónica de Amazon le puede llevar a cerrar su programa de afiliación porque ya no necesite “marketers”. No apostaría por esto último, pero si veo más factible que por temas de contabilidad y/o gestión decidan que solo les interesa trabajar con gente que facture 5000 $/mes. Cualquier persona que haya trabajado en afiliación durante años ya habrá sido expulsada de algún programa simplemente porque la marca dice querer centrarse en sus afiliados más exitosos.

Puedo visualizar otros diferentes escenarios, pero tampoco me sirve de mucho. Lo único que puedo hacer es no dormirme y continuar invirtiendo en mi.

Quizás dentro de 10 años siga trabajando desde el salón de casa de mis padres, donde precisamente ahora estoy tecleando este post, porque la deslocalización de los puestos de trabajo parece que irá a más. Lo que ya no tengo tan seguro es que pueda seguir rentabilizando webs como independiente.

A modo de conclusión os dejo el siguiente tweet:

Todo va tan rápido que los 20 años los he convertido en este post ya solo en 10…

DDUWEP (12): ¿El SEO es cosa de magos?

Hacer SEO no es fácil. Sobre todo porque tratas de clasificarte lo más arriba posible, siempre dentro del top 10 porque si no eres invisible, en un ranking cuyas reglas de clasificación no son públicas.

En un escenario así parecería lógico optar por el prueba & error… pero el problema es que lo que vale en un sector no sirve en otro. Para vender productos suelen ser necesario textos de bastantes palabras mientras que si buscas un dato (temperatura, etc) no. O por ejemplo las técnicas son otras si la búsqueda es geolocalizada (zapatería en Madrid).

Qué funciona en cada sector tampoco es público.

Obviamente la experiencia irá haciendo mejor a un SEO… pero es complicado contar con una muestra significativa de proyectos que aseguren que lo que se está haciendo es lo correcto.

Además es muy difícil aislar variables. Se puede hacer un esfuerzo grande en SEO on page… pero si sube una página en las SERP´s quizás haya sido por algún enlace externo que le hayan puesto o simplemente por una penalización a alguno de los competidores que tenía delante.

Debido a lo anterior también se pueden tener páginas rankeando bien… aunque quizás lo hagan por motivos distintos a los que se creen.

O simplemente se rankea porque la competencia es poca y/o mediocre. Así que si puedes huye de la competencia. Esto último en si es un arte.

“Ok, pues me apunto a un curso” puedes pensar. “Nadie nace aprendido y el que quiere aprender a soldar se apunta a un curso de soldador, ¿no?”. Aquí el problema es, ¿cómo se verifica que quien da el curso es buen SEO? ¿Porque tiene vídeos en Youtube con muchos seguidores? ¿Porque tiene muchos followers en Twitter? Lo que dice en sus redes sociales no se puede comprobar porque casi seguro no va a enseñar sus datos y en el caso que lo haga no hay certeza de que son correctos.

A lo anterior hay que sumarle, además, que cualquier persona que forme competidores es fácil que no comparta sus mejores “trucos”… aunque quizás esto ya es otro tema.

Si persistes con el tiempo lograrás ir posicionando tus páginas… pero algunas de tus técnicas más valiosas podrían no funcionar mañana si Google decide cambiar parcialmente su algoritmo. El último cambio relevante sucedió hace nada.

Entonces, ¿es el SEO cosa de magos? O peor aún, ¿es azar? No. Me juego la hipoteca que no tengo a que si un SEO, aunque tenga mínimos conocimientos, trata de posicionar en las mismas condiciones una web contra una máquina que tome decisiones aleatorias 99 de cada 100 veces obtendrás mejores resultados el SEO.

Por todo lo anterior es tan complicado el SEO. Aunque no sea cosa de magos.

DDUWEP (11): ¿Cambiarías flexibilidad por una nómina? Mi madre si

Últimamente estoy asesorando a una empresa en sus temas web. Es una empresa con un volumen de negocio importante que actualmente está ampliando plantilla.

Esta semana ha salido el tema en una conversación con mi madre y no tuvo dudas: “A ver si tienes suerte y te contratan a tiempo completo”. A tiempo completo para mi madre es 40 horas /semana y, sobre todo, una nómina fija. Pocos días antes tuve una conversación muy similar con un amigo.

En ambos casos me ha llamado la atención sobre manera un aspecto, ¿no han pensado que si estuviera interesado en una nómina ya habría enviado algún curriculum? Se que el mercado laboral está jodido, pero creo que hoy es más complicado sacar un sueldo de la afiliación que encontrar una empresa que te pague una nómina (que las condiciones sean mejores o peores ya es otra historia).

2010 fue el último año que tuve una nómina. Desde entonces, creo que en 2011, he hecho una entrevista de trabajo y mandé otro curriculum (aquí no pasé ni a la entrevista) ya que pensé que en ambos sitios podía aprender bastante. Por el camino he tenido algún ofrecimiento laboral, pocos, no voy a mentir, que he rechazado.

A día de hoy, porque la vida da muchas vueltas y cada vez tengo más dudas de que vaya a durar muchos años viviendo mayoritariamente de la afiliación, prefiero mi flexibilidad laboral a una nómina. Porque mi situación actual me da flexibilidad (elegir días de vacaciones, horarios, lugar de residencia, proyectos en los que trabajar…) aunque no me esté haciendo rico (aunque tampoco mal vivo, ¿eh?), ni trabaje 4 horas semanales viviendo de mis ingresos pasivos, ni me de estabilidad…

Estabilidad, esa es la clave del asunto. La gente que anhela una nómina lo que anhela es estabilidad. Pero para mi esto no es más que un espejismo al que yo llamo falsa estabilidad. Aunque quizás estoy equivocado… Al menos no estoy sólo ya que por ejemplo Viçenc Martí defiende que la obsesión por la seguridad laboral es uno de los principales frenos a que ocurran cosas.

Y tú, ¿cambiarías flexibilidad por una nómina? Mi madre no tiene dudas. Nómina, seguridad…

Pd: Mi madre tiene claro lo que ella haría. Pero no me “coacciona”. Tiene claro que cada uno en su vida debe tomar sus propias decisiones. No tengo quejas.

Pd 2: Como anécdota, que de eso no pasa, decir que la empresa con la que hice la entrevista de trabajo ya no existe. A la que envié el curriculum dudo si actualmente tiene actividad. Al menos yo, como trabajador independiente, he llegado hasta aquí.

DDUWEP (10): El yugo de las 40 horas semanales

¿Quién decidió que había que trabajar 40 horas semanales? Lo mismo que el peso en kilogramos no tiene gran valor, porque cambiando un kilo de grasa por músculo estarás más en forma aunque la báscula no lo refleje, medir el trabajo por las horas en tu puesto de trabajo también carece de sentido.

Pero romper estas dinámicas es complicado. Yo caigo bastante en esta trampa. Hay días que, por lo que sea, no trabajo el “mínimo” de 8 horas diarias marcado por la sociedad y me siento mal. Da igual que ese día haya sido muy productivo. Da igual que ese mes vaya a ganar suficiente dinero.

Me sorprende la gente que presume de trabajar 60 horas/semana. La capacidad de trabajo es necesaria en la vida, pero quizás esa persona organizándose de otra manera (a gente que conozco con dormir más le sería suficiente para aumentar su productividad) podría hacer el mismo o mejor trabajo en 40. O en 35 y así de paso luchar contra el yugo de las 40 horas. 😉

Lo de las 40 horas semanales imagino que surgió y se mantiene, simplemente, porque nadie ha encontrado una respuesta mejor. Porque, ¿cómo medimos cuanto tenemos que trabajar cada uno?

Tim Ferriss en “La semana laboral de 4 horas” plantea cambiar la dinámica actual por el dinero mínimo que cada uno quiere ganar… y tratar de alcanzarlo trabajando lo mínimo posible. Esto es un simplificación, el libro es uno de mis preferidos. Merece la pena leerlo.

Pero a esta teoría le veo agujeros. Por ejemplo este mundo tan cambiante nos obliga a estar en permanente actualización. A invertir en nuestra formación para recoger los frutos mañana. Yo incluyo como parte de mi trabajo la formación. ¿Y esto cómo se mide si no va a traer retorno económico inmediato?

No se cual es la solución para romper con el yugo de las 40 horas. Pero si sé que marcarse uno mismo un mínimo de las 8 horas/día no tiene sentido. Si te las marca tu jefe no queda otra, pero autoimponérselas uno mismo…

Y tú, ¿cómo mides tu trabajo? ¿Alguna idea?

DDUWEP (9): ¿Cómo invierto en mi?

Tengo 36 años. Me quedan, espero, muchos años de vida laboral. Mi planteamiento no puede ser otro que el de estar recorriendo una carrera de fondo.

Y para salir victorioso de esta carrera me apunto a la filosofía de Tony Robbins: hay que invertir en uno mismo.

Y más en estos tiempos que todo va tan rápido. ¿Alguien tiene la certeza de absoluta de que su puesto de trabajo seguirá existiendo dentro de 25 años? Yo, desde luego, no.

Por eso no queda otra. Formación, formación y formación. Nunca hay que dejar de aprender, aunque tengas la vida resuelta. Es una de las claves que hace la vida tan interesante, ¿no?

Os recuerdo mi situación. Autónomo independiente. Sin socios. Sin empleados. Sin cursos de empresa. Aquí nadie dirige mi (auto)formación.

¿Cómo invierto en mi?

  • Reservo horas de una tarde (siempre que sea posible los miércoles) a leer, ver y escucharAquí encontrarás mis fuentes preferidas sobre SEO y rentabilización. Tienes opciones en formato blog, video, podcast y lista de correo. Además desde hace unos meses pago 8€/mes por acceder al contenido en Patreon de Alex Navarro (hace unas semanas estuve a punto de darme de baja, pero al final siempre acabo encontrando algo que, como mínimo, me hace reflexionar sobre alguna cosa que estoy haciendo).
  • Cuido mi redes sociales (solo tengo Twitter), mi blog y LinkedIn (necesito mejorar, realmente en las 3 vertientes). El valor de la marca personal, para un profesional, cada día es mayor.
  • Cuando me despierto los primeros 25′ del día los dedico a leer en inglés. Ahora estoy con “Choose Yourself!” de James Altucher. El binomio internet + inglés abre puertas casi infinitas. Para “hacer oído” me he propuesto ver cada semana el Whitteboard Friday de Moz. Cuando empiece la NBA, que no queda nada, aprovecharé para volver a ver programas como The Starters.
  • Leo libros. Parece que leo más que el español medio. Por ejemplo en 2016 leí 21 libros y en 2017 24. Aunque atravieso fases trato de llevar en paralelo uno con el que aprender algo que me sirva para mi carrera profesional con otro 100% ocio (en el último par de años casi he leído más novelas que en el resto de mi vida). En breve espero sacar en este blog el top de 10 de libros con los que más he aprendido. Actualmente tengo 13, por lo que estoy aprovechando para releer alguno antes de hacer los descartes.
  • Cuido mi salud. Lo pongo lo último, pero posiblemente sea lo más importante. Sin salud no hay nada. Practico atletismo, duermo todo lo que puedo (soy un acérrimo defensor de la NECESIDAD de dormir lo suficiente) y cuido mi alimentación.

Estos son los puntos principales. Tengo algún otro proyecto con el que seguir invirtiendo en mi, pero hasta que no lo comience a ejecutar me lo guardo para mi. 😉

Y tú, ¿cómo inviertes en ti? A ver quien se anima con un comentario, ¡que el último que recibió este blog fue en enero! jajaja

DDUWEP (8): Si puedes huye de la competencia

He oído varias veces que crear una web exitosa es tan fácil como copiar una que vaya bien y añadirle un extra (más y/o mejores contenidos, precios más baratos, mas y/o mejor marketing…). Yo, como webmaster con recursos limitados, cada vez soy más partidario de huir en lo posible de la competencia. Pensarás que es imposible, que todo está copado… pero siempre hay espacio. Desde por abajo (¿tienda de productos para hamsters?) a por arriba (¿tiene mucha competencia hoy día Tesla?). Casi todos nos situamos entre los extremos.

Si trabajas para un tercero te tocará hacerlo donde demande tu cliente. De ahí el puede del título.

Os cuento mi experiencia. Tengo una web de zapatillas de running con la que durante años hice bastante dinero. Con el tiempo fueron llegando competidores, más y más. Incluso se generó una pequeña burbuja, hasta el punto que entró capital externo en una web como la mía basada en Google + afiliación. ¿Resultado? Hoy día mi web, siendo en mi opinión mucho mejor que hace 5 años, tiene unos ingresos en torno a un 70% inferiores. Está claro que a todos no les ha ido tan mal como a mi, pero la tarta, aunque es más grande, da para lo que da con tantos comensales en la mesa.

Me metí en un sector en el que no había tanta competencia, y luego entró. Ahí no se puede hacer nada. Y aunque hubiera sabido lo que iba a pasar hubiera hecho lo mismo, porque por el camino me “llevé” bastante dinero.

Lo que no es buena idea es, sobre todo si no dispones de grandes recursos, entrar en un sector/nicho con competencia alta. Entre todos mis errores también hay uno, bastante grosero, de este tipo. Monté una web en el sector hoteles. Sin comentarios.

Lo deja claro Peter Thiel en su “De cero a uno”: donde hay competencia nadie gana.

Me acuerdo de Thiel cada vez que veo como espectador la guerra del streaming. Netflix, HBO, Amazon, Movistar, Apple, Disney, DC… metiendo paladas y paladas de dinero para hacerse fuertes en el sector.

El siguiente tweet me hizo pensar:

He tenido webs con más del triple de tráfico que facturaban 150€/mes.

Y es que no es tanto una cuestión de esfuerzo. Más bien de trabajar en el lugar correcto.

Pd: Entiendo que no será sencillo vivir de una tienda solo para hamster. Igual tienes que hacer una tienda vertical de productos más caros o montar más tiendas pequeñas. Eso solo lo puedes ver tu. Pero creo que la idea que quiero compartir se entiende, ¿no? 😉

Proyectos que fracasan (VIII): RuedasBicicleta.com

Una vez más vengo al blog a diseccionar un fracaso. “El arte de vencer se aprende en las derrotas” dicen. Aquí puedes encontrar otros.

En esta ocasión traigo RuedasBicicleta.com, un proyecto que ha durado un par de años en el que los ingresos prácticamente ni han cubierto gastos de hosting y dominio.

La idea surgió tras darme cuenta de lo que a muchos ciclistas, sean del nivel que sean, no les “duele” gastar en sus bicicletas. Para segmentar un poco me metí en el nicho de las ruedas. Y es que una trasera y una delantera de gama media/alta enseguida se van a los 400/500 €.

La enfoqué a Amazon, porque es la tienda que mejor convierte y con la que más acostumbrado estoy a trabajar, y ahí radicó mi primer gran error. Se suele decir que si un producto existe es porque se vende, pero hay que ir un poco más allá.

Mi experiencia me dice que el precio es muy importante a la hora de elegir un nicho de afiliación. Si es bajo ingresarás poco (ya me pasó), si es alto los usuarios rastrearán por toda la web buscando el mejor precio y o estás con un partner que asegura precios muy muy competitivos (el cual no era Amazon en este caso) o estás “vendido”.

Ruedas de bici se venden muchas, no hay duda, pero no en Amazon (que no tengan apenas opiniones es bastante significativo). Existen otros proveedores más baratos, los cuales algunos no tienen programa de afiliación o lo tienen pero no quieren trabajar con webs pequeñas como la mía. ¿Resultado? Conversión bajísima.

Además al ser un proyecto muy de nicho (poco potencial de tráfico) no se podía complementar con Adsense. No pasé de las 100 visitas/días. Es verdad que no hice inboud para tratar de captar más tráfico, ya que no le veía gran futuro y preferí invertir esos recursos en otros proyectos.

Tampoco ayudó el ser una temática no conocida por mi. En los últimos meses cojo la bici todas las semanas pero no entiendo de ruedas. Siempre es mejor comprender tu negocio, además de ayudarte a mantener la motivación.

Tras el postmortem me sacó de la cabeza este proyecto. Toca explorar otras opciones.

DDUWEP (7): Conviviendo con la incertidumbre

Hoy, más de 8 años después de que comenzara mi camino como profesional independiente, tengo que reconocer que no he superado la incertidumbre laboral.

Siendo prácticos trabajamos para ganar el suficiente dinero que cubra nuestros gastos… y ahorrar un poco para cubrir futuras contingencias. Si miro mis balances anuales (tras impuestos, declaración de la renta, etc) en los 5 últimos años siempre ingresé más de lo que gasté. 2018 lleva camino de ser uno de los mejores años en el ratio ingresos – gastos.

Leyendo lo anterior pensarás que “estoy con viento a favor” y por tanto no es momento para incertidumbres. Nada más lejos. Porque mi buen 2018 viene porque mis circunstancias han cambiado bastante este año. Mis ingresos han subido porque por primera vez estoy trabajando como consultor externo SEO (fuente adicional de ingresos) y mis gastos han bajado porque me fui de Madrid.

El problema es que mis proyectos propios, sin ser ni mucho menos un desastre, diré que han tenido tiempos mejores.

Y aquí es cuando es cuando me auto boicoteo. Cuando pienso que lo lógico es que mis gastos se “disparen” cuando en unos meses vuelva a Madrid, que mi trabajo actual como consultor SEO no va a durar para siempre… y que mis proyectos propios irán a peor.

No es mi intención venir al blog a llorar (joder, ¡si acabo de decir que este año está siendo muy bueno!). Exactamente es la contraria. Cuando empecé esta serie DDUWEP (Diario de un webmaster en pijama) la idea era hacer un diario matutino como los que explica Tim Ferriss en su interesantísimo “Armas de titanes”. A este tipo de diarios también les llama limpiaparabrisas mentales. Dice lo siguiente: una vez que dejamos los pensamientos turbios, desquiciantes, confusos sobre la página, afrontamos el día con una mirada más limpia. Catársis le llaman otros.

Y ahora cuando plasmo por escrito estos pensamientos es cuando me doy cuenta de lo negativo es el ser humano. ¿Y si en vez de a peor las cosas fueran a mejor? ¿Por qué no?

Tengo más experiencia que nunca. Más conocimientos. Si Tony Robbins (2.-) está en lo cierto estoy en mi mejor momento:


Hay que aprender a convivir con la incertidumbre. ¡No hay otra alternativa! Aunque tuviera mi vida resuelta económicamente tampoco estaría libre de ella.

Como colofón del post una frase de mi venerado Sam Hinkie: “Si no puedes vivir con la incertidumbre estás condenado a tener en tu vida muchas menos opciones a elegir.

Pd: En 3 de mis 7 DDUWEP aparece la palabra incertidumbre. Significativo.

DDUWEP (6): Cuando introduzco cambios SEO

SEO es incertidumbre, ya que no se conocen la reglas de la partida (algoritmo de Google). Pero es que aunque tengas una idea aproximada de ellas, pueden cambiar en cualquier momento. Si a esto le sumo lo que comenté sobre ser crítico, sobre que no hay que creerse todo lo que se lee… entonces, ¿cuando “mover ficha”?

Si recibes una penalización tendrás que hacer cambios. Si la tendencia del tráfico es negativa… tendrás clara la necesidad de cambios (locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes).

Pero cuando las cosas van bien, aunque sea de forma moderada, también hay que “mover ficha”. Porque una web siempre se puede mejorar. Porque lo que no mejora empeora. Pero, ¿qué tocar?

El SEO está en constante evolución, por lo que los que nos dedicamos a ello tenemos que estar en continua formación. Blogs, vídeos, podcast, foros, redes sociales… lo más actuales posibles. Por eso desaconsejo totalmente los libros en papel sobre la materia, ya que no se actualizan y enseguida pueden quedarse desfasados.

Vuelvo a la cuestión nuclear de este post. ¿Cuando aplico un cambio? Igual te llevas una desilusión, pero la clave, a mi modo de ver, está en el sentido común. Yo cuando dudo sobre si ejecutar un cambio o no hago una lista de pros y contras y si los pros ganan lo aplico.

Por ejemplo, desde el último update de Google en Agosto mucho se ha hablado la importancia de la página “Quienes somos”. Yo en varias de mis webs no tenía, y ya la he empezado a introducir. ¿Por qué?

Pros

Contras

  • Lleva trabajo.. y quizás a nivel SEO no sirva de nada. Se han dado caso de subidas en las serp´s con la página “Quienes somos” y sin ella.

En este caso, además de que ningún contra puede ser dañino, los pros ganan. Toca ejecutarlo.

Es un ejemplo sencillo, pero es una muestra del método que utilizo antes de aplicar cualquier cambio SEO.