Mis 92 primeros días como emprendedor

espiritu-emprendedorEl tiempo pasa rápido. Ya han pasado 92 días desde la empresa en la que trabajaba cerró definitivamente y comencé mi camino como emprendedor.

Mi vida ha cambiado radicalmente desde aquel momento. Adiós a Zaragoza tras muchos años y vuelta a mi Tudela (Navarra) natal a vivir de nuevo con mis padres. Eso sí, he de recalcar que el viento siempre ha soplado a mi favor porque tanto mis padres, como novia y el resto de mi entorno me han apoyado desde el minuto 1 en esta aventura emprendedora.

La gente que conoce en que estoy metido me pregunta, ¿qué tal te va? Y la respuesta es siempre parecida: estoy en peor situación de lo que esperaba estar en este momento pero sigo trabajando con ilusión de poder sacar el reto adelante. Eso si, no me pienso obcecar tratando de sacar adelante esto si realmente no es viable. Si el 31 de Diciembre no veo futuro a mi aventura emprendedora, la aparcaré y buscaré un trabajo en el sector internet. El plazo está marcado.

Desgranando un poco mejor como están las cosas, puedo contar que a nivel de tráfico mis proyectos actuales (MueveteBasket.es y LuisClausin.com) están en sus mejores momentos históricos, algo a tener en cuenta ya que dichos proyectos están en pie desde 2004 y 2006 respectivamente.

Pero al final, lo que cuenta es la monetización (ya lo dijo Rodolfo Carpintier, en principio el tráfico solo es un coste) y ahí no me van las cosas como me gustaría. En facturación, no estoy en mis mejores momentos, lo que confirma que la teoría de conseguir tráfico y esperar a que lleguen las ganancias quizás no es la mejor.

Por ejemplo, el gran aumento en impresiones en MueveteBasket.es ha provocado una caída en picado del CTR. ¿Será provocada porque baja la relevancia de los anuncios en verano? En parte imagino que si, pero un bajón tan grande no se puede achacar exclusivamente a este factor, ya que otros años en Agosto hubo un leve bajón, no un desplome como este año.

A parte, sigo aumentado (aunque de forma demasiado leve para mi gusto) los ingresos por medio del marketing de afiliación (básicamente vendiendo zapatillas de baloncesto, camisetas de baloncesto y libros de baloncesto). La afiliación es un campo que me motiva bastante, pero en la que los progresos llegan, al menos en mi caso, muy poco a poco.

Al margen de esto, sigo a la búsqueda de la «tercera pata» del banco, y es que como comenté en mis objetivos para el segundo semestre de 2010 quiero poner en marcha antes de fin de año un tercer proyecto que me pueda reportar ingresos. Las ideas son muchas, pero no me acabo de lanzar a la piscina porque quiero apostar a caballo ganador (¿es eso posible?).

Pues así, están las cosas en estos momentos. De momento los resultados no se ven, pero yo sigo abonando el terreno y con ganas de sacar adelante mi emprendimiento.

Pero no me rindo, ¡sigo en la lucha!

1 comentario en “Mis 92 primeros días como emprendedor

  1. Javier Casares

    Está bien eso de marcarse objetivos, aunque esto es como todo… o la rueda gira o no… yo he tenido la suerte de que, cuando una rueda giraba comenzaba a rodar otra, y aunque alguna de ellas se gastase o dejase de girar o incluso pegase un rebentón sólo tenía que cambiar la rueda o cambiarme de rueda 🙂

    Suerte con el proyecto 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *