DDUWEP (16): Mi mejor balance y mis padres continúan ansiando, más que nunca, una nómina para mi

Este año estoy tardando más en publicar mi balance del año. El único motivo es que estoy reflexionando más, estoy tratando de cavar más profundo. Como anticipo decir que ha sido un buen año a nivel de números pero no de sensaciones. La explicación de todo en breve aquí.

Pero si me circunscribo al “frío dato”, teniendo en cuenta que a los ingresos de mis proyectos propios les he añadido los de mi trabajo extra como consultor SEO externo y que me he ido de Madrid, el balance es más positivo que nunca. La cuenta de ingresos menos gastos me sonríe más que años anteriores.

Para la tranquilidad (eso pensaba yo) de mis padres decidí desgranarles los datos. Pero su visión de la realidad ha sido otra:

  • “En cuanto vuelvas a Madrid (en teoría en breve) los gastos se dispararán y la película será muy distinta”.
  • “Si se te cae el trabajo como consultor los números dejarán de cuadrarte”.
  • “De tus proyectos propios ya no puedes vivir en exclusiva. A ver si tienes suerte y te ofrece alguien un trabajo a tiempo completo como consultor.”

Update: Es duro comprobar que las mismas dudas las expresé yo en Septiembre en este mismo blog: “Y aquí es cuando me auto boicoteo. Cuando pienso que lo lógico es que mis gastos se “disparen” cuando en unos meses vuelva a Madrid, que mi trabajo actual como consultor SEO no va a durar para siempre… y que mis proyectos propios irán a peor.”

Lo peor es que ante el planteamiento de que si me quedo sin alguna pata de mi negocio me quedan otras, lo cual para mi es una gran ventaja ya que el que depende de una nómina en exclusiva pasa de 100 a 0 en un segundo, mi padre ha comentado que no ve el paralelismo. WTF!

No os voy a mentir. Ha sido descorazonador que incluso en un momento bueno, 9 años después, continúen deseando secretamente (porque lo cierto es que apenas lo verbalizan) que de carpetazo a esta aventura y la cambie por la ansiada nómina. Si ya fuera una plaza de funcionario, imagino, ya podrían morirse tranquilos.

Lo bueno es que tengo sinceras respuestas a sus objeciones:

  • Viví en Madrid durante 5 años y medio y las cuentas, unos años mejor que otros, siempre cuadraron. Los alquileres han subido pero… llegaré con la mochila más llena (tanto a nivel de dinero ahorrado por si llegan las vacas flacas como de experiencia laboral).
  • Llevo casi 9 años sin nómina. Durante este tiempo solo 10 meses he tenido ingresos extra como consultor.
  • Repito, llevo 9 años viviendo de casi en exclusiva de mis proyectos propios. Ok, todo cambia, todo va muy rápido… ¿pero por qué no poder continuar con la aventura? No me he forrado, pero desde 2011 no he enviado un solo currículum. Tan mal no me habrá ido, ¿no?

Sus pensamientos no los puedo controlar así que lo que me queda es agarrarme a mis convicciones y seguir adelante aunque el camino se que no va a ser sencillo.

No es fácil nadar contra corriente. Pero tampoco estoy legitimado para quejarme, porque a veces soy yo el que sedimenta algunos diques. Sin ir más lejos en 2018 cuando mi pareja decidió mudarse un año a Berlín. No está siendo fácil para mi. No se lo he puesto fácil a ella.

Por este blog lo he explicado cientos de veces. Yo también tengo dudas, casi todos los días como mínimo de lunes a viernes. La incertidumbre como compañera inseparable día tras día. Pero lo que me jode es que siempre damos por hecho que las cosas irán a peor. ¿Por qué no pensar que en 2019 mis negocios propios volverán a florecer como en los mejores tiempos y a la vez seré capaz de sumar otra fuente de ingresos recurrente en otro área? Parece que estamos programados para que la cabeza visualice siempre el escenario más apocalíptico.

Volviendo al tema de mis padres en el fondo creo que es lo normal. Entre generaciones las formas de pensar siempre son muy diferentes. Al final yo tampoco entiendo a los jóvenes que hoy en día retransmiten su día a día en Instagram y sueñan con ser “influencer’s”.

Pues nada, habrá que seguir en la lucha hasta que el cuerpo la cabeza aguante.

Pd: Relacionado con este post. Desde hace unos días estoy valorando escribir un breve ebook que se llame algo así como “¿Se puede vivir de ingresos pasivos? Vivencias de 9 años sin nómina”. Te agradecería que si crees que puede interesar a alguien dejes un comentario en este blog o por Twitter o LinkedIn que son los canales por los que suelo compartir mis “Diarios de un webmaster en pijama”. 🙂

Un pensamiento en “DDUWEP (16): Mi mejor balance y mis padres continúan ansiando, más que nunca, una nómina para mi

  1. Juan

    Hola Luis y feliz año!
    Simplemente escribirte que a mi si me interesaria ller tus experiencias en ese nuevo ebook.
    Te deseo que sigas triunfando en el 2019 como vienes ya haciendo durante muchos años con tu proyecto.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *