Archivo de la categoría: dduwep

DDUWEP (5): Ser crítico

No se si es culpa de los años (36) pero soy bastante incrédulo. Por eso cuando he leído en El País que Pau Ninja (no lo conocía hasta hoy) gana mucho y trabaja poco gracias al marketing de afiliación mi escepticismo se ha disparado.

Precisamente ayer escuché un recomendable podcast en el que Andres Kloster y Natzir Turrado “tocaban” un par de 2 aspectos con las que estoy bastante de acuerdo:

  • Los ingresos pasivos muy pasivos no son porque hay que currar bastante.
  • Hay que ser crítico y no creerse una cosa simplemente porque la fuente sea confiable para uno mismo.

Disclaimer: En este caso para el mi El País es una fuente que dejó de ser confiable hace años, y lo digo como una persona que estuvo años leyéndolo en papel cada domingo.

Habrá quien pensará que este post es un desahogo por llevar más años que en Pau en la afiliación y haber hecho mucho mucho menos dinero que él. O que simplemente estoy aplicando el sesgo de confirmación para no machacarme por mi torpeza con la afiliación y autoreafirmarme en que afiliación + Google no es un negocio fácil.

Pues no. Simplemente digo que no me creo que todo lo que leo. Que en las redes sociales hay mucha gente vendiendo triunfos que luego en la vida real no son tal. Hay que estar siempre en la lucha pero con los pies en el suelo, porque todo no es tan fácil como lo pintan algunos y luego vienen las frustraciones.

Lo de la facilidad para forrarse en internet y trabajar desde la playa gracias a los ingresos pasivos me recuerda a la Fiebre del oro. ¿Sabéis quien se forró? Quienes vendían las palas, no quienes cavaron buscando riquezas. Por eso hay tantos cursos de afiliación, de SEO, etc. ¡Y la bomba es ya el curso de influencer creado por una universidad española!

Yo no digo que no se pueda vivir de internet más o menos, y más en concreto de la afiliación. Es más, yo, con mis victorias y derrotas, vivo principalmente de la afiliación. Solo digo que no os creáis todo lo que leáis (repito, no va por Pau Ninja porque no lo conozco), que sepáis filtrar. Hoy en día hay buenísima información en internet, pero también mucho humo.

Y para demostrar que con este artículo busco aportar os dejo algunas fuentes de información que para mi son de primer nivel en SEO y rentabilización:

Si queréis compartir alguna tenéis lo comentarios para hacerlo. Mi yo crítico les dará una oportunidad. 😉

DDUWEP (4): De pretemporada total

Me jode reconocerlo pero laboralmente me siento en pretemporada. Pero como según Tim Ferriss poner la cosas por escrito en un diario ayuda a que dejen de dar vueltas por la cabeza aquí lo plasmo.

Llevo toda la semana con un nivel de productividad inferior al habitual. Y aunque tengo el ordenador titular en el taller y un pequeño dolor de cabeza (la tensión y el pulso están ok, me las he tomado en la farmacia y no han parecido darle mucha importancia) desde que volví de Alemania solo son atenuantes. Lo nuclear es que el cuerpo se acostumbra rápido a lo bueno y le cuesta arrancar de nuevo. Aunque quizás donde he puesto cuerpo debería sustituirlo por mente.

Además de trabajar en internet también hago atletismo, y el pasado lunes también comencé la nueva temporada. Aquí seguro que el “destrozo” no es mental, ya que las molestias musculares desde el martes me acompañan hasta para ir al baño.

Así que estoy de pretemporada total. Toca paciencia y, poco a poco, ir cogiendo el ritmo de competición. Espero que la temporada traiga alegrías en ambas “disciplinas”. La planificación será clave para alcanzarlas.

De momento toca “apretar” que ya no queda tanto para el fin de semana. Dejar que pasen las horas lentamente no es una opción, porque lo que no haga yo no me lo va a hacer nadie. Solo ante el “peligro.”

***

Para Google: ya se que estoy haciendo post muy breves, sin fotos, sin fuentes externas de calidad, etc. Vamos, de los que no te gustan. Pero esta es la única web en la que “trabajo” que me da igual lo que pienses. Vaya desahogo, por cierto. 😉

DDUWEP (3): Toca planificar, toca bar

En el ajedrez se suele decir que es mejor tener un mal plan que no tener ninguno, lo cual creo que es aplicable a cualquier aspecto de la vida. Y cuando no se tiene jefe el encargado de trazar el plan es uno mismo.

Ayer, día de la vuelta tras las vacaciones, la jornada dio solo para ponerse al día (repasar que todo sigue en orden, responder correos, contestar los comentarios de mis diferentes webs…) pero hoy ya ha sido día de pensar en la estrategia para el periodo más importante del año para los que nos dedicamos principalmente al ecommerce. El que va desde septiembre hasta febrero, mes en el que terminan las rebajas post navideñas.

Lo bonito sería decir que he aprovechado el verano para trazar un plan maestro para los próximos meses… pero entonces no sería descanso.

Aunque las líneas maestras de mi plan llevan en mi cabeza desde hace meses (aunque parezca que queda bastante todavía para el Black Friday, en mi opinión lo nuclear ya tiene que estar mínimanente asentado a estas alturas), no está demás repensar las cosas y asegurarse de que el planning tiene sentido. Cada año soy más fan del dame 6 horas para talar un árbol y las 4 primeras las pasaré afilando mi hacha.

Desde hace 2 o 3 años como despacho preferente para trazar mis hojas de ruta utilizo un bar, un cuaderno de papel y un reproductor con canciones tranquilas tipo Russian Red o Anni B Sweet. ¿Por qué?

  1. Centro más el foco alejado del ordenador. Aunque no tengo ni Facebook ni Instagram el ratón siempre se acaba yendo a donde no debe en algún momento…
  2. Leí en el libro de Illescas que mirar el tablero desde otra perspectiva en ocasiones favorece resolver problemas desde otro punto de vista. Para mi una forma de mirar el tablero desde otra perspectiva es salir de casa.
  3. Yo que no soy muy cafetero confío en que la cafeína me de un punto extra de energía. 😉

Una hora de bar me ha servido para refrendar que lo que tenía pensado para los próximos meses será lo que ejecutaré. Espero acertar. No será por falta de plan…

DDUWEP (2): El vértigo de la vuelta

Se acabaron las vacaciones. “Manos a la obra” de nuevo tras 18 días de vacaciones. Desconexión total en los que solo trabajé un par de horas un día. Y a desconexión le llamó no entrar a mi cuenta de Gmail, no mirar Twitter (si me seguís comprobaréis que prácticamente solo lo uso a nivel personal), no hacer búsquedas en Google en las que estoy involucrado…

Arriesgado pero necesario. Desde 2010 me dedicó en exclusiva a rentabilizar mis propias webs y cada año he conseguido desconectar un poco más, hasta este verano que he llegado al culmen de mi obra. En el recuerdo quedan veranos conectándome con el móvil de mi pareja desde un camping (mis amigos os pueden confirmar que he sido de los últimos en tener un smartphone), yendo un par de horas cada 2 días a la casa de mi tío porque en el pueblo era el único de la familia con internet o currando lo que se pudiera en un autobús.

Cuando trabajas solo y desde casa no es fácil desconectar pero es crucial, porque tengo claro que es una carrera de mucho mucho fondo (¿hasta los 65 años?). Así que, en este sentido, hay que aprovechar el verano todo lo que se pueda.

Pero he de reconocer que el vértigo de la vuelta se acrecenta a medida que el calendario va descontando días. El miedo a abrir el Gmail y las hojas de cálculo y encontrárse “bombas”. Ya me pasó un verano: a las 2 horas de mi vuelta de vacaciones comprobé que Google había penalizado mi web principal. Un día muy jodido, no se me olvidará.

Ayer llegué a mi casa sobre las 19…. y a las 20 abrí Gmail. Me la jugué a no encontrar nada grave… buscando dormir “a pierna suelta” mi último día de vacaciones para compensar un día que había comenzado en Berlín a las 5 de la mañana. Y lo logré. 8 horas y medio como colofón a unas muy buenas vacaciones con personas increíbles.

He cargado pilas. Incluso las las suficientes para seguir adelante con mi “Diario de un webmaster en pijama”.

Pd: Tras toda la mañana trabajando sigo sin encontrar nada preocupante. Siempre hay cosas que podrían haber ido mejor… pero no me quejo. 🙂

Pd2: Debo reconocer que también tengo la ventaja de que mi único cliente tiene la suficiente confianza para haberme llamado por teléfono si hubiera aparecido alguna anomalía. 😉

DDUWEP (I): Cerrado por vacaciones

Hoy comienzo una serie en la que iré contando en 4 rápidas pinceladas mis “movidas” y reflexiones sobre mi actividad como webmaster / SEO / rentabilizador independiente. Sin socios. Solo ante el peligro. Le llamaré DDUWEP (Diario de un webmaster en pijama).

Escribir es terapia… y además ayuda a ordenar ideas.

Me comprometo a buscar la consistencia para DDUWEP, aunque solo sea porque dicen que “la persistencia puede cambiar el fracaso en un logro extraordinario”. Nunca está demás ejercitar la consistencia. Que no se quede este “proyecto” en el sueño de una tarde de verano.

Tras esta declaración de intenciones vamos al meollo (de hoy). Estas líneas que estoy tecleando son las últimas “profesionales” en unos cuantos días. Mañana comienzo el que será mi periodo más largo de 2018 sin trabajar. Ojalá fueran 2 meses, pero como esbirro de mi mismo que soy (o al menos eso me dice un amigo) tampoco puedo “soltar la cuerda” en exceso. En muchos sitios habrás leído que los ingresos pasivos son un chollo… pero exigen estar bastante al pie del cañón. Y cada día más. La competencia crece y crece.

La sensación de necesitar descanso y desconexión es grande. Y más vale que lo logre porque ya estamos en la recta final hacia el periodo principal de ingresos del año para los que nos dedicamos a vender: Black friday + Navidad + Rebajas.

Pero en un trabajo como el mío la incertidumbre acompaña hasta los últimos minutos antes de apagar el ordenador: ¿qué me encontraré a la vuelta? ¿Cambios de algoritmo de Google? (no creo, ya que sobre que el 1 de Agosto ya se ha desplegado uno) ¿Penalizaciones? (nunca olvidaré el bajón que me llevé un año al descubrir al retomar mi actividad que Google había penalizado mi web más lucrativa. Nota mental: “si no has sufrido ninguna penalización nunca seras un buen SEO”) ¿Nuevos competidores? ¿Cambios en empresas qué me prestan servicios? (afiliados, hosting…). Os recuerdo que nadie se queda “guardando el fuerte” en mi ausencia.

Esto es la parte de la que no se suele hablar la gente que se dedica a rentabilizar webs. La sensación de vivir siempre en “el alambre”. La incertidumbre de que “el tablero de juego” puede cambiar en cualquier momento.

Yo al menos con los años he aprendido a desconectar bastante en vacaciones. Antes consultaba periódicamente que todo estaba correcto. Ahora se puede hundir “mi imperio” que ya lo levantaré a la vuelta… porque el descanso lo necesito. Es algo imprescindible para seguir hacia adelante. Si una cosa he aprendido como atleta es que tan importante es una buena sesión de entrenamiento como una buena recuperación de la misma.

Nos leemos a la vuelta.
***
¿Tiene sentido empezar una serie que nace con vocación de regularidad si (por las vacaciones) al día siguiente ya lo voy a pausar? La respuesta me la ha dado Robert Rodríguez en “Armas de titanes”: “Aunque no supiera qué hacer, sólo tenía que empezar. Para un montón de gente esa es la parte que más echa para atrás. (…) Tienes que actuar primero, para que te llegue la inspiración, porque, si no, nunca te llegará la inspiración.